3 Técnicas no invasivas para combatir bolsas, arrugas y flacidez SIN BISTURI

Frenar el avance de las patas de gallo y del código de barras, revertir el odioso descolgamiento de las mejillas, desinflar papadas y bolsas… Y todo ello, sin pasar por el quirófano. Por suerte, ya hay técnicas poco o nada invasivas que consiguen ayudarnos en esta misión y devolver la luminosidad al rostro sin necesidad de bisturí.

RF –  Radiotermoplastia – (Rejuvenece, Reafirma)

El sistema se basa en la radiofrecuencia bipolar, que tiene la capacidad de calentar y trabajar a diferentes profundidades en la piel entre 4 y 12 mm de profundidad. Así consigue un efecto ‘lifting’ sin cirugía. La Radiotermoplastia, está diseñada para retrasar el paso del tiempo y los daños ocasionados por el exceso a la exposición al sol. Alisa y reafirma la piel de los ojos, disminuye las arrugas, líneas de expresión y pliegues, y drena y ‘compacta’ las bolsas. Consigue un efecto blefaroplastia sin cirugía.

 

Dispositivo generador de Plasma – NDV Plasm-A

El NDV Plasm-A no produce daño térmico en zonas no seleccionadas (zonas NO TARGET-indeseadas); Podemos actuar en cualquier fototipo de piel, ya que es independiente de la melanina, tintas, oxihemoglobina, … otros. NDV Plasm-A actúa por sublimación (pasa de estado sólido a gas sin pasar por estado líquido) y es independiente del agua que contenga la piel.

 

Hilos PDO Gold Embossing

Los famosos hilos ‘mágicos’ japoneses, que han demostrado sobradamente su eficacia para conseguir un efecto ‘lifting’ en el rostro sin cirugía, ahora se reinventan e incorporan dos novedades:

van recubiertos de nanopartículas de oro

En lugar de lisos tienen textura en relieve. Esto supone varias ventajas: por un lado, al estar recubiertos por oro puro al 99,99% se retrasa la degradación del hilo y con ello se duplica su duración, y tienen un efecto iluminador.

Además, su textura en relieve y rugosa –microesferas ’embossing’– hace que se produzca un mayor ‘agarre’, tensión y firmeza.