5 consejos para cuidar tu piel. 

 

El cuidado de nuestra piel es una de las partes de nuestra salud y bienestar que muchas veces solemos olvidar, saber que importa pero no hacer algo por ello, o simplemente no estamos conscientes de que nuestra piel también requiere cuidados. 

Los resultados de una piel bien cuidada pueden pasar desapercibidos, debido a que esta es la piel que esperamos ver. Por el contrario, si una piel ha sido afectada por diversos factores, es más probable que notemos muy rápidamente que algo podría no ir bien con la piel. 

Si quieres conseguir una piel más hidratada y cuidada, o si la tienes y quisieras mantenerla cuidada, cosas tan sencillas como la higiene o el hacer ejercicio de forma regular nos pueden a ayudar a mantener nuestra piel sana y hermosa. 

 

Estos consejos pueden ayudarte a mantener tu piel sana y protegida. 

 

  1. Toma agua

 

Probablemente has escuchado muchas veces la importancia de tomar agua para nuestra salud, o que debemos tomar por lo menos ocho (8) vasos de agua al día. Y aunque la importancia de esto sea indiscutible, muchas veces no tenemos muy claro en que podría ayudarnos. 

Nuestra masa corporal está compuestas por aproximadamente 50-70% de agua, lo que hace evidente cuán importante es consumir agua. De igual forma, el agua previene la deshidratación, lo cual naturalmente nos ayudará a mantener nuestra piel hidratada. 

Además, el agua permite llevar nutrientes esenciales a las células de la piel. Así como también resulta ser un maravilloso anti-oxidante, por lo que es posible que no sea necesario aplicar otros productos más costosos como cremas si consumes una cantidad de agua adecuada. 

 

  1. Haz ejercicio

 

Probablemente todos estamos de acuerdo respecto a los maravillosos beneficios que el ejercicio y la actividad física brindan tanto a nuestra salud como a nuestro cuerpo, e incluso a nuestro humor. 

Pero además, hacer ejercicio de forma regular aporta antioxidantes y puede estimular el flujo sanguíneo, lo cual ayudará a retrasar el envejecimiento de la piel y por lo tanto tener una piel más saludable. 

Es importante tener en cuenta que, aunque el ejercicio sea excelente para el cuidado de nuestra piel, entrenamientos de muy alta intensidad podría contribuir hasta cierto grado en el daño oxidativo, pero esto no debe preocuparte si esta clase de entrenamientos son necesarios para ti, pues podemos cuidar nuestra piel de diversas maneras. 

 

  1. Cuídate del sol

 

La relación entre nuestra salud y el sol es complicada, debido a que cierta exposición de nuestro cuerpo al sol es importante para mantenernos saludables, pero la exposición prolongada al sol puede ser altamente dañina, especialmente para nuestra piel. 

Sin embargo, exponer nuestra piel al sol por una cantidad de tiempo moderada puede ser muy positiva, debido a que de esta forma se genera vitamina D, pero siempre teniendo cuidado de no exponernos demasiado al sol. 

Si por algún motivo es inevitable la exposición al sol es inevitable para tí, asegúrate de utilizar protector solar antes de salir, así como de utilizar ropa que te ayude a cubrir tu piel del sol, como mangas largas o pantalones, y lleva agua contigo, para que nunca estés deshidratado/a. 

 

  1. Ten cuidado con tu higiene corporal

 

La higiene corporal es una parte fundamental de nuestro bienestar, la cual está altamente relacionada con la piel y el cuidado de esta. Pero muchas veces podemos confundir cosas como bañarnos muchas veces al día con un cuidado correcto de la piel. 

Tomar una ducha o un baño, así como usar agua fría o tibia, pueden ser de gran ayuda a la hora de cuidar nuestra piel. Pero también debemos tener en cuenta factores como el tiempo de nuestra ducha o baño, que la temperatura del agua sea soportable y el tipo de jabón que usamos. 

Ten cuidado con el tipo de jabón que estás utilizando, ya que podría ser demasiado fuerte, como es el caso de los jabones o detergentes para lavar ropa, los cuales contienen químicos muy fuertes para nuestra piel. 

De igual forma, aunque sea indiscutible la importancia de mantener una piel limpia, así como de remover la grasa adquirida durante un cierto tiempo, los aceites naturales de la piel son beneficiosos, por lo que es una buena idea disminuir la cantidad de tiempo que pasamos en la ducha, sin que esto signifique no tener una buena higiene. 

 

  1. Remueve el maquillaje antes de dormir

 

Aunque el maquillaje no sea necesariamente dañino para nuestro bien, y que las compañías cada vez son capaces de crear productos menos dañinos e incluso favorables para nuestra piel, no remover el maquillaje antes de ir a la cama podría afectar la salud de tu piel. 

No remover el maquillaje de nuestra piel produce algunos efectos negativos, como el obstruir los poros, o detener el efecto de productos anti-envejecimiento, si han sido aplicados encima del maquillaje. 

Recuerda que debes tomar en cuenta ciertos cuidados para remover el maquillaje, tales como utilizar toallitas especiales para este proceso, así como productos especialmente diseñados para esta tarea, siempre teniendo en cuenta la calidad del producto. De igual forma, retira el maquillaje con suavidad para no maltratar tu piel. 

Autora del Post:

Edith Gómez

Editora – gananci.com