6 alimentos que pueden ocasionar o empeorar tu reflujo 

Una de las enfermedades gastrointestinales, en este caso, gastroesofágicas, más común entre las personas alrededor del mundo, es el reflujo. Para usar términos básicos, esta enfermedad ocasiona que la comida vuelva a pasar por el esófago debido a la relajación inadecuada del conducto que permite pasar la comida al estómago, básicamente, devuelve la comida.  

Entre los síntomas más comunes se encuentran los gases, el dolor abdominal, náuseas y acidez estomacal. Para mejorar los síntomas, se debe recurrir a un especialista, el cual te mandará una serie de medicamentos y una dieta de lo que debes comer. ¿Te has preguntado por qué es tan importante seguirla? Porque muchos alimentos que comemos a diario son capaces de hacer que la enfermedad vuelva a manifestarse. 

Aunque se nos da la información de lo que debemos o no comer, muchas personas sencillamente lo olvidan, así como hay otras que no cuentan con dicha información y son ignorantes de algunos alimentos que ellos encuentran normales pero pueden causarle daño con el paso del tiempo. Por ello, repasemos algunos de los más comunes y más propensos a ocasionarte reflujo. 

  1. Las legumbres 

Como muchos habrán notado sin necesidad de sufrir de reflujo, las legumbres son unos de los alimentos que nos producen gases y malestar estomacal al ingerirlos, pero ¿por qué? 

Estos contienen oligosacáridos (carbohidratos o hidratos de carbono), que el estómago y el intestino delgado no son capaces de metabolizar, por lo que durante el proceso de digestión, en lugar de ser fermentados en las partes anteriores, pasarán al intestino grueso donde se hará el proceso, pero como consecuencia durante la fermentación, se producirán muchos gases que son los que normalmente expulsamos y nos producen regurgitaciones. 

Para las personas sin reflujo, no pasará de gases y algún que otro dolor leve estomacal, sin embargo, para aquellas que si lo tienen, puede empeorar los síntomas que comúnmente produce el reflujo, en especial, el dolor será sustituido por uno más intenso y regurgitaciones más continuas.  

.-. La pasta o espagueti 

Cuando comemos pasta, si nos tomamos unos segundos, podremos notar que solemos quedar más llenos o satisfechos independientemente de la cantidad que hayamos ingerido. Esto se debe a que este carbohidrato, para ser simples, cae más pesado en el estómago y durante la digestión, puede tomar más tiempo.  

Por ello, no debes dejar de comerlo, pero si medir las raciones y el horario en el que lo ingieres. Como sugerencia, come raciones moderadas o divídela en raciones pequeñas y come de a poco, además, no lo consumas durante la noche. 

-.- Lácteos 

Para muchos un vaso de leche fría o tibia, puede aliviar una acidez o dolor estomacal a corto plazo, pero con el paso del tiempo, sólo ocasionará el efecto contrario.  

La leche y los lácteos en general, crean una secreción de acidez, que usualmente nos produce leves gases. En el caso de los que ya padecen de reflujo, sólo acelera y empeora los síntomas y malestar ocasionado por este, en especial si se consumen cuando nos sentimos llenos o terminamos de comer recientemente. 

-.- Frituras 

En general, todos sabemos que las frituras no son precisamente un alimento saludable. Si nos vamos a cómo afecta y por qué produce reflujo en las personas, podemos decir que es por lo más obvio de ellas, son fritas. 

Las frituras en general, son más difíciles de digerir debido a los altos niveles de grasas trans que estas portan, lo que causa problemas en el tracto digestivo. También la podemos denominar como una comida pesada, por lo que el proceso de digestión es mucho más lento al igual que la pasta. Esto produce una sensación de llenura excesiva que vendrá seguida de todos los síntomas del reflujo. 

.-. Alimentos Picantes 

Básicamente, comer alimentos picantes si sufres de reflujo es como tirarle una bomba a tu esófago y estómago.  

Ya de por sí, el picante ya sea leve o fuerte, nos produce un malestar de acidez, imagina todo eso multiplicado por 2 o más. El picante no hace ningún favor a tu tracto digestivo y con el simple hecho de ingerirlo, incluso si no sufres de reflujo, puede llevarte a hacerlo en un futuro. Trata de evitarlo a toda costa, si vas a restaurantes o algún sitio que sirva comida de este tipo, habla con el mesero o chef y pide tú comida sin él. 

-.- Cerveza 

El alcohol en general puede ocasionarte reflujo, sin embargo, de vez en cuando nos podemos tomar una copa o dos. Por otro lado, la cerveza es una bebida alcohólica que contiene mucho gas. 

Si contiene mucho gas, te llenarás más rápido y debido a eso, retendrás todo eso en tu esófago y te llevará a comenzar con los característicos gases y náuseas del reflujo.  

Editora del Post:

Edith Gómez


Editora – gananci.com

 https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez