Apnea del sueño, la enfermedad que no te deja descansar

 

l sueño es la recompensa por un día lleno de retos, carreras y obligaciones superadas. Sin embargo, hay personas que están privadas de ese descanso y para las que el momento de irse a la cama significa el comienzo de una pesadilla. Se estima que en España hay entre 5 y 7 millones de personas que sufren apneas del sueño, según el estudio realizado por la Sociedad Española del Sueño, en colaboración con Philips, Evaluación sanitaria y socioeconómica del Síndrome de apneas e Hipopneas del Sueño en España.

“La apnea de sueño se caracteriza por ronquido patológico, apneas referidas y somnolencia diurna. Las apneas referidas son detenciones o “paradas” respiratorias periódicas que se producen a lo largo de la noche, precedidas de ronquido continuo, y también de un ronquido muy estruendoso que marca el final de la apnea y que despierta al individuo, aunque éste no sea consciente de que se ha despertado. El ciclo comienza de nuevo al dormirse e iniciar nuevas pausas respiratorias, de tal manera que este ciclo se va repitiendo a lo largo de la noche, en ocasiones cientos de veces”, como explica el Doctor Eusebi Chiner, neumólogo y director de Pacientes de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

 

Alrededor del 10%

de la población adulta mundial padece de la enfermedad, y el 90% de los casos no está diagnosticado. Hay un problema generalizado de infradiagnóstico de apnea del sueño.

Fuentes

  1. Young T, et al. Epidemiología de la apnea obstructiva del sueño: una perspectiva desde la salud de la población. AJRCCM 2002;165:1217-1239.
“El ciclo comienza de nuevo al dormirse e iniciar nuevas pausas respiratorias y se va repitiendo a lo largo de la noche, en ocasiones cientos de veces” Doctor Eusebi Chiner

A la mañana siguiente se levantan con la sensación de no haber descansado y sin ser conscientes de la dura noche que han pasado. La mayoría de ellos no sabe que padece apnea del sueño porque, según alertan las sociedades especializadas, es una enfermedad de difícil diagnóstico, y por lo tanto, hay un problema latente de infradiagnóstico.

La causa de la apnea de sueño está en la alteración de la vía aérea, especialmente la faringe/laringe, que se estrecha e impide el paso del aire produciendo el cierre de la vía respiratoria de manera completa (apnea) o de manera parcial (hipopnea), y se debe a la debilidad o excesiva relajación de la musculatura, por alteraciones anatómicas, factores hereditarios u otras causas desconocidas.

Este síndrome afecta a más del 25% de la población adulta y al 6% de los niños, según datos de la Separ, que alerta de que en 2026 será la enfermedad respiratoria con mayor incidencia. Según sus estimaciones, en los próximos 10 años, el diagnóstico de personas con apnea de sueño crecerá en España un 4,2%, una cifra levemente más baja al crecimiento experimentado en los últimos 10 años, que fue del 4,6%.

Principales factores de riesgo

Los hombres son especialmente proclives a padecer esta enfermedad, especialmente si son “de mediana edad, obeso, gran roncador, con frecuencia hipertenso y con factores de riesgo cardiovascular”, como apunta el especialista, también puede ocurrir que no sean obesos pero que presenten “leves cambios en la estructura maxilofacial, como retrognatia, maloclusión dental, dolicocefalia, que pueden predisponer a la enfermedad”. Y, aunque en las mujeres es menos frecuente, “tras la menopausia se produce una tendencia a igualarse con el varón, ya que se producen fenómenos de cambios hormonales, incremento de la obesidad y redistribución de grasa corporal”. Por último, “los niños pueden padecer apnea de sueño cuando presentan hipertrofia adenoamigdalar y roncopatía. Si además añadimos el aumento de la prevalencia de obesidad en población infantil, el riesgo se multiplica, aunque se intervenga quirúrgicamente al niño, ya que tienen alto riesgo de padecer síndrome de apnea residual”.

Este síndrome está asociado al deterioro de la calidad de vida, a la presencia de hipertensión arterial, al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares y al aumento de accidentes de tráfico, aceptándose un exceso en las tasas de mortalidad asociadas al mismo.

Además, como advierte el doctor Chiner, “la somnolencia diurna y el sueño poco reparador han demostrado ser causa de accidentes de tráfico, mal rendimiento intelectual en el trabajo y en la escuela, mal rendimiento y pérdida de horas de trabajo, accidentes domésticos y en el entorno laboral”. De hecho, la somnolencia al volante es una de las principales causa de accidentes en las carreteras europeas, se estima que entre el 20% y el 25% de los siniestros de tráfico se producen por quedarse dormido al volante. “Además, los episodios repetidos de apneas nocturnas favorecen los trastornos cardiovasculares como la hipertensión arterial, la cardiopatía isquémica o el accidente cerebrovascular. A largo plazo se ha demostrado que el síndrome de apnea no tratado puede poner en peligro la supervivencia dando lugar a muerte prematura”, añade. Todo ello convierte a la apnea del sueño en un importante problema de salud pública.

¿Cuáles son los síntomas?

Con frecuencia, la apnea del sueño no se diagnostica porque se pasan por alto los síntomas. Estos son algunos de ellos:

Ronquidos fuertes y persistentes
Pausas respiratorias atestiguadas
Asfixia o respiración convulsiva durante la noche
Sueño no reparador
Visitas frecuentes al baño
Dolor de cabeza por las mañanas
Fatiga excesiva durante el día
Falta de concentración
Depresión o irritabilidad
Somnolencia durante tareas rutinarias

Los síntomas más comunes que se relacionados con la apnea del sueño son la excesiva somnolencia diurna, los ronquidos intensos y el sueño no reparador. Otros síntomas frecuentes son la asfixia nocturna, la irritabilidad, la cefalea matutina, la sequedad orofaríngea, la nicturia y la pérdida de memoria. Los síntomas menos habituales son la disminución de la libido y la enuresis.

Por suerte, se ha avanzado mucho en su tratamiento. El más extendido es el de “la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), consistente en la administración de aire por la nariz a través de un aparato conectado a una mascarilla mientras el individuo duerme, que impide el ronquido y las paradas respiratorias”. Como señala el especialista, “estos aparatos son cada vez más pequeños y silenciosos, la mascarillas son más confortables e incluso existen AutoCPAP que se adaptan con presión cambiante a las necesidades que tiene el individuo a lo largo de la noche”. Este es el caso de la Amara View de Philips, es la mascarilla más ligera y pequeña del mercado oronasal, que con su diseño innovador, sin apoyo en el puente nasal, minimiza el disconfort o irritación que provocan las actuales mascarillas amplia el campo de visión del paciente permitiendo al paciente llevar gafas, leer, ver la televisión o usar el ordenador antes de dormir.

Otra de las soluciones de Philips para la apnea del sueño es la DreamFamily, compuesta por varios elementos diseñados para mejorar la calidad de vida de los pacientes:

DreamStation, una plataforma de CPAP 20% más pequeña y 30% más leve, con conexión Wifi y 3G que facilitan datos en tiempo real sobre el cumplimiento de la terapia, el control de horas y la adaptación del tratamiento. Esta familia de tecnología para el tratamiento del sueño, cuenta también con una aplicación conectada,

DreamMapper, creada para dar al paciente un papel más activo en su tratamiento, mostrándole resultados en tiempo real, dándole la posibilidad de configurar objetivos que le mantienen motivado, y enviando datos a su terapeuta que podrá hacer el seguimiento del paciente desde un entorno digital intuitivo y amigable. Por último, la

DreamWear, es una mascarilla que proporciona la libertad de movimiento y ofrece todas de las ventajas de las mascarillas nasales y de olivas para que los pacientes tengan lo mejor de los dos tipos.

Algunas asociaciones entre salud bucodental y salud general

1477292660_apnea-del-sueno-la-enfermedad-que-no-te-deja-descansar-jpg

Edad

Ampliar informaciónSegún diversos estudios epidemiológicos, la edad aparece como un importante factor de riesgo del SAHS. la prevalencia de esta enfermedad es aproximadamente 6 veces mayor para las personas mayores de 70 años, comparado con las personas con edades comprendidas entre 40-70 años.

Sexo

Ampliar informaciónEl sexo también aparece como un factor de riesgo de esta patología. Existe un riesgo relativo de padecer esta enfermedad 1,5 veces mayor en el caso de los varones.

Obesidad

Ampliar informaciónEntre el 60% y el 70% de las personas que sufren SAHS son obesas y, según algunas investigaciones, la mitad de los afectados sufren obesidad mórbida (3) .

Alcohol

Ampliar informaciónExisten varios estudios que confirman que el alcohol es el principal depresor del sistema nervioso central (snC) y de la musculatura de la vía aérea superior que provoca un aumento del ronquido y de las apneas.

Fuentes

  1. Estudio sobre la eficiencia y los beneficios de las terapias respiratorias domiciliarias, de la Federación Española de Empresas de tecnología Sanitaria (FENIN)
    http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-2026-apnea-sueno-sera-enfermedad-respiratoria-mas-importante-separ-20160315130839.html
Continuar leyendo

RECOMENDACIONES PARA UNA BUENA RUTINA DE CEPILLADO

Limpieza interdental ‘Airfloss’

  • 1 minuto al día

Cepillo de dientes
Sonicare

  • 2 minutos 2 veces al día.
  • 45 grados a lo largo de la línea de las encías
  • Escupir la pasta de dientes, pero no enjuagar
  • Cepillo antes del desayuno o 45 minutos después de las comidas
  • Limpieza de la lengua con

Limpieza de la lengua con TongueCare+

  • 60 segundos (3 x 20 segundos)
  • Una vez al día
  • La parte posterior de la lengua
  • Aplicar baja presión
  • Uso junto con BreathRx. Si no está disponible, utilice agua/enjuague bucal

BreathRx

  • 30 segundos a diario

Dos visitas al dentista al año

  • 0-6 años Cepillo Sonicare para niños de más de 3 años de edad.

    Los niños necesitan enjuagar la pasta dental después del cepillado

  • 6-14 años Se recomienda cepillo Airfloss

    Los niños necesitan enjuagar la pasta dental después del cepillado

  • 14-35 años Se recomienda una rutina de limpieza bucal regular

    La limpieza bucal hacerse al menos una vez al día

  • Embarazo Se recomienda una rutina de limpieza bucal regular

    Para minimizar la gingivitis (existe mayor riesgo debido a los cambios hormonales), se acentúa el uso de enjuague bucal antibacteriano

  • 40-65 años Se recomienda una rutina de limpieza bucal regular

    Más propensos a enfermedades periodontales

    La limpieza de la lengua y el enjuague bucal se hacen más necesarios

  • 65-90 años Se recomienda una rutina de limpieza bucal regular

    Menos saliva: más propensión al mal aliento

Fuentes

  1. Helle Ullerup, Amir Rmaile, Marko de Jager, “The Philips Sonicare Recommended Daily Oral Routine”, Philips Group Innovation, 2016.
Continuar leyendo
Fuente – Leer Mas
https://youtu.be/d5xzLTI8JMg