¿Cómo debemos cuidar las quemaduras solares?

 

A estas alturas del verano, nuestra piel está más que expuesta a la exposición solar, pero algunas zonas han podido sufrir lesiones que causan ardor e irritación cutánea.

Prescindir del protector solar es uno de los errores más comunes del verano debido a las quemaduras solares que provocan los rayos nocivos del sol y que a la larga pueden acarrear cáncer de piel.

Todas las advertencias en este tema son pocas y aún podemos mejorar el periodo vacacional sumándonos a los buenos hábitos playeros y adoptar un protector acorde a cada piel. Eso sí, si ya sufres quemaduras, hay una serie de  cuidados que debes adoptar antes de volver a tomar el sol:

1. HIDRÁTATE

Beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día te ayudará a hidratar tu cuerpo por dentro. Para hidratarlo por fuera lo más indicado es ducharse con agua tibia para disminuir la temperatura corporal y aplicarse compresas frías en la zona afectada.

2. ALÉJATE DEL SOL

Hasta que las quemaduras no mejoren deberás buscar la sombra y utilizar ropa que te cubran de la radiación, además de no deshacerte del sombrero.

3. AFTER-SUN EFECTO CALMANTE

Elíge una loción con aloe vera para conseguir regenerar y calmar tu epidermis.

4. PROTECTOR ADECUADO

Lo más adecuado es acudir a consulta dermatológica para te indique el protector más adecuado a tu tipo de piel. Durante estos meses el SPF no debe ser nunca inferior a 30.

5. MAICENA O HARINA FINA

Para aliviar las áreas quemadas del roce de la ropa solo hay que aplicar un poco de maicena y la sensación desaparecerá en pocos minutos.

6. VINAGRE DE MANZANA

Otro ingrediente básico que puedes utilizar para disminuir los síntomas de las quemaduras. Además, evita la aparición de las ampollas y la descamación de la piel, aunque su aplicación debe ir mezclada con agua para que no cause escozor.

7. MANZANILLA

Tan solo hay que preparar una infusión y dejar que se enfríe para aplicarla posteriormente con un algodón en la zona quemada.

Fuente – Leer Mas