El consumo de jamón ibérico mejora la salud vascular

 

El consumo de jamón ibérico mejora la salud vascular en personas sanas ha sido publicado en la revista científica ‘The Journal of Nutrition Health and Aging’.

El endotelio es la capa de células que recubre el interior de los vasos sanguíneos y su estado tiene relación directa con el grado de salud de las arterias. El estudio se realizó sobre una muestra de cien personas de entre 25 y 55 años, sin enfermedades cardiometabólicas. Durante seis semanas, un grupo de la muestra siguió una dieta enriquecida con jamón ibérico, en una cantidad de 50 gramos al día, mientras el segundo grupo, de control, no realizó esta ingesta.

Las mejoras del endotelio se evidenciaron tanto desde el punto de vista bioquímico como hemodinámico, segun los datos reflejados en la investigación.

Estos resultados ……

Podrían beneficiar a fumadores, diabéticos, hipertensos, personas con colesterol elevado, pacientes del corazón o sujetos que han padecido un ictus, además de influir en el propio envejecimiento, de acuerdo con investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Baltimore (EEUU).

“si estos resultados del jamón ibérico los hubieran obtenido los americanos con la hamburguesa, los italianos con la pizza o los alemanes con las salchichas, la repercusión hubiera sido enorme”

Ademas ……

El jamón ibérico es fuente de vitaminas y minerales

El jamón ibérico  contiene gran cantidad de hierro, calcio, cobre y vitamina D, que son fundamentales para el crecimiento y fortalecimiento de huesos y cartílagos, y previenen la osteoporosis.

Además, el jamón ibérico proporciona vitaminas del grupo B (B1, B6, B12) y ácido fólico, muy beneficiosas para el sistema nervioso, el buen funcionamiento del cerebro, y para prevenir enfermedades cardiacas, demencias y atrofia cerebral.

También es rico en vitamina E (poderoso antioxidante natural), y en minerales como el zinc (fundamental para el correcto desarrollo de los bebés en periodo de lactancia, y para el crecimiento de la masa muscular durante la pubertad), el magnesio, el selenio (combate el envejecimiento y previene enfermedades neurodegenerativas) y sobre todo, fósforo y hierro.

El jamón ibérico ¡no engorda!

Consumiendo jamón ibérico de bellota de forma moderada podemos cuidar la línea y la salud: es un alimento recomendado para dietas hipocalóricas ya que aporta menos calorías que ningún otro embutido y las mismas que cualquier otro tipo de carne proteínica: 50 gr. de jamón ibérico de bellota proporcionan unas 150 calorías.

Y, aunque su porcentaje de grasa alcanza el 20% con facilidad, gran parte de éstas son insaturadas por lo que benefician al corazón.