Después del pecho, la retaguardia es lo que más preocupa, la influencia mediática de famosos culos

 

 “Es un área muy explotada y la que más miradas acapara, junto a la boca, los ojos y el busto”,

 

No hay que olvidar que las españolas suelen ser de cadera ancha y culo plano. Ante esto caben dos opciones: conformarse o intentar cambiarlo.

 

“Hace un tiempo, las liposucciones no abordaban la zona de las nalgas, pero ahora, gracias a técnicas como el lipoláser, sí lo hacen, y así permiten remodelar todo el contorno corporal, en particular los glúteos, sin dejar irregularidades ni hoyuelos”.

 

Ademas  “la influencia mediática de famosos culos, como los de Kim Kardashian o Beyoncé”. También los de Jennifer Lopez, Nicki Minaj, Kylie Jenner y Gisele Bündchen, de quien se sospecha que, hace un par de meses, se ha hecho un ligero retoque de efecto lifting. La creciente interacción, vía redes sociales, entre mujeres españolas y latinoamericanas también tiene su peso. “Se está importando el prototipo de cuerpo femenino latino: cintura de avispa, cadera grande y culo lleno”.

 

Lipoláser: glúteos firmes y sin celulitis

La intervención se lleva a cabo con una cánula de liposucción láser. Esta incorpora una fibra óptica que calienta la grasa y la va deshaciendo a su paso, para así aspirarla luego con mayor facilidad. Se realiza con anestesia local, de forma ambulatoria, y hay que llevar una faja de compresión durante 15 días.

Pros “Es menos agresiva que una liposucción tradicional y retrae la piel de forma homogénea, evitando la aparición de irregularidades, hoyuelos y piel de naranja”.

El propio calor activa la producción de colágeno nuevo responsable de la elasticidad y firmeza cutáneas- durante seis meses.

“Provoca menos hematomas e inflamación, y los resultados se ven en un mes.

Contras “Se puede conseguir un culo redondo y armónico, y una piel más lisa, pero ni aumenta ni eleva los glúteos”.

 

Implantes para una forma 10

Una incisión en el pliegue interglúteo permite introducir prótesis de gel de silicona cohesiva (más densas y seguras en caso de rotura o deterioro) y forma redonda u ovalada, según el caso. Se colocan a nivel intramuscular, con anestesia general y una noche de ingreso. Durante 15 días hay que sentarse en el borde de la silla y dormir boca abajo.

Pros “Son la mejor solución cuando se busca mucha proyección y redondez.

Contras “Si se colocan por encima del músculo, aunque consiguen más volumen, quedan poco naturales”. Además, al tratarse de una zona muy dinámica, “existe riesgo de desplazamiento, contractura capsular -efecto del rechazo del organismo a un cuerpo extraño- y seroma o acúmulo de líquido”. Conviene revisarlas a los 10 años por si hay que cambiarlas.

 

Lo más natural, rellenos de grasa autóloga

Mediante una liposucción, se quita grasa de una zona en la que sobre para introducirla después de forma homogénea en los glúteos. Requiere anestesia general y una noche de ingreso. A los cuatro días se puede hacer vida normal.

Pros “Al tratarse de un material autólogo no produce rechazo y consigue un aspecto y consistencia muy naturales”.  La grasa, al ser rica en células madre, también mejora la calidad de la piel.

Contras “Aunque en esta parte del cuerpo, muy vascularizada, la grasa prende bien, se pierde hasta un 30%-40% y hay que repetir intervención a los seis o 12 meses”. Si se pincha a nivel subcutáneo “se pueden formar quistes de grasa”.

Tensar y rellenar con hilos

Se introducen en las nalgas y son de ácido poliláctico o polidioxanona, sustancias de relleno que se reabsorben en cuestión de seis-ocho meses. Su función es la de tensar y producir colágeno nuevo. Se realiza con anestesia local, de forma ambulatoria, y se recomienda no hacer actividad física intensa durante 10 días.

Pros “Permiten una reincorporación inmediata y funcionan bien en mujeres jóvenes, con capacidad de producir colágeno nuevo”. Además, “mejoran la calidad de la piel.

Contras “Pueden elevar un poco los glúteos, pero no los aumentan”. Los resultados como mucho duran un año.

 

Hora de entrenar

Ángel Merchán autor de la web todoporunculo10.com, apuesta por practicar patinaje, voleibol, tenis y pádel para fortalecer las nalgas y, además, realizar un par de días a la semana tres series de 15 repeticiones de ‘hip thrust’, sentadillas, peso muerto y ‘splits’. “Son los mejores ejercicios para estimular el glúteo mayor, que es el que da forma y eleva el culo”, asegura.

  • Hip thrust. También conocido como elevación de cadera. Tumbada boca arriba, con las plantas de los pies en el suelo y las rodillas flexionadas, se elevan los glúteos hasta alinear rodillas, cadera y hombros.
  • Sentadillas. De pie, con los pies separados a la anchura de las caderas y los brazos estirados. Al flexionar las rodillas deben mantenerse alineadas con los tobillos.
  • Peso muerto. Consiste en subir y bajar el tronco mientras se sujetan dos mancuernas (de tres kilos cada una) y se flexionan las rodillas hasta notar el estiramiento en la parte posterior de las piernas.
  • Split. Con los pies separados a la anchura de las caderas y los brazos también estirados, se da un paso atrás con una sola pierna, manteniendo el tronco erguido, y flexionando la rodilla delantera a 90 grados.

Fuente – Leer Mas