Diferencia entre HIFU facial (lifting) e HIFU Corporal (lisis)

 

El Ultrasonido Focusado de Alta Intensidad (HIFU) es una tecnología que, generando una vibración mecánica, genera calor a través de choques moleculares, siendo capaz de producir temperaturas intradérmicas de hasta 60 – 70 grados centígrados, sin lesionar ningún tejido, generando así la energía de activación necesaria para producir la renaturalización proteica, que dará como resultado la retracción (termocontracción) y remodelación del tejido conjuntivo.

 

Con el Ultrasonido Focusado de alta Intensidad (HIFU) es posible la renaturalización de las proteínas de manera selectiva, poniendo en resonancia exclusivamente a los tejidos a tratar, generando un elevado estrés térmico, sin producir riesgos a tejidos adyacentes ni quemaduras en la piel.

 

Ultrasonido Focusado de Alta Intensidad  (HIFU) en la remodelación de la arquitectura facial

La aplicación de Ultrasonido Focusado de Alta Intensidad (HIFU) genera en forma inmediata la  retracción del tejido seguida por una respuesta inflamatoria leve, vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del  flujo sanguíneo, con la consiguiente aumento de las fibras de Colágeno, aumento de las fibras de Elastina,  aumento de  las fibras de Reticulina.

 

Ultrasonido HIFU en Lipolisis

Los Dispositivos HIFU Corporal en su aplicación de (lisis) generan una Energía de Impacto que produce unos impactos sobre los adipocitos, fragmentando la membrana celular.

Una vez rotos los adipocitos, el glicerol es eliminado por diversos mecanismos.

En función Lipolisis el Ultrasonido Focusado de Alta Intensidad (HIFU) está indicado fundamentalmente para Lipolisis en grasa subcutánea (Modelado) y para Hidrolipoclacia o Ultralipolisis, Lipolisis con infiltración.

 

Home