Eliminar la Papada sin Cirugia

 

La papada – Doble mentón consiste en un problema en una zona que gusta muy poco porque suma años y da sensación de exceso de volumen en general.

 

Pero ¿Qué es la papada?

La papada es una zona ubicada en el cuello, bajo la barbilla.

Se pueden distinguir 2 tipos: la papada fomada por tejido adiposo y la formada por el descolgamiento de la piel de la cara y cuello. Los describimos a continuación

1 La papada por exceso de tejido adiposo (grasa) es común entre las personas con sobrepeso, resultando más visible cuando el individuo baja la mandíbula inferior, apareciendo entonces la típica arruga o doble mentón.

2 La papada por descolgamiento o exceso de piel es común entre personas que han adelgazado de forma brusca, los ancianos (músculos más flojos), por la genética o por la propia forma del rostro. Por ejemplo, un indivíduo con mandíbula marcada y cuello largo es más difícil que desarrolle papada.

Afortunadamente, en la actualidad  la tecnología existente combinada con la medicina estética ponen hoy a nuestra disposición efectivos tratamientos para eliminar la papada. Se deberá elegir el tratamiento adecuado en función del tipo de papada a eliminar y del volumen de la misma:

.-. Cuando se debe a un exceso de tejido adiposo leve o moderado, se puede eliminar la papada mediante técnicas no invasivas como la Criolipolisis,  Radiofrecuencia, Láser Lipolítico, HIFU, Mesoterapia Virtual y Cavitación.

.-. Cuando el problema es que exista tejido adiposo en exceso o especialmente voluminoso, se puede reducir la papada con las técnicas mencionadas aunque deberá valorarse la eliminación de la papada mediante Liposucción quirúrgica o Cirugí­a de papada.

Los tratamientos no invasivos para la Papada se han convertido en toda una explosión en medicina estética, los motivos son claros:

-. son técnicas sin cirugía,

-. sin los riesgos del quirófano,

.- coste reducido

-. efectividad cada véz más rápida en el tiempo,

Con todo esto se esta consiguiendo en la mayoría de los casos resultados comparables a la cirugía más exitosa, sin necesidad de pasar por el quirofano.

Exponemos las técnicas no quirúrgicas que se han demostrado más eficientes para eliminar la papada:

 

Criolipolisis

La criolipólisis actua adaptando la temperatura aplicada llegando a alcanzar un máximo de -10º… en función de la persona. Con este frío, las células grasas del mentón entran en apoptosis, los macrófagos se comen la grasa y el cuerpo las va eliminando de manera natural mediante el sistema linfático, reduciendo visiblemente su aspecto.

Una técnica indolora, segura, eficaz y los resultados son visibles a partir de la tercera semana y esta mejoría va en aumento durante los meses posteriores.No tiene efectos secundarios y el paciente puede volver a su rutina inmediatamente después de la sesión. Las sesiones recomendadas variarán de 1 a 2.

Radiofrecuencia

Por que lllega a capas más profundas de la piel (4 – 8 mm) y se consigue una doble acción:

— Primero, reduce la grasa localizada en la papada por disminución del tamaño de las células grasas;

— Segundo, contrae la piel flácida por calentamiento del colágeno subcutáneo, moldeando el contorno del cuello, reduciendo las arrugas y mejorando la textura y apariencia de la piel.

Con la Radiofrecuencia se consigue ademas un efecto tensor que es usualmente visible tras cada sesión (efecto flash) aunque la tensión real de la piel se irá produciendo gradualmente tras pocos meses de finalizar el tratamiento.

Se necesitan entre 9 – 18  sesiones de radiofrecuencia para un resultado óptimo, a razón de 2 a 3 por semana.

HIFU

Un sistema-tecnología médica basada en ultrasonidos focales intensos. Tecnologia  aprobada por la FDA (Food and Drug Administration de EEUU).

Es el único tratamiento de estética que es comparable a los liftings tradicionales (bisturi) y que consigue penetrar en la capa más profunda de la piel (fibromuscular) sobre la que se sustenta la piel (a la que sólo llegan los liftings quirúrgicos), además de a la subcutánea y a la más superficial (epidermis) sin dañarla (zonas, estas dos últimas, donde si llegan otras técnicas, como por ejemplo la radiofrecuencia).

Permite tratar la papada en una sola sesión y con resultados espectaculares, aunque según cada caso pueden ser necesarias varias sesiones para obtener resultados óptimos.

En tratamientos faciales, los HIFU se utilizan para conseguir un efecto lifting sin recurrir a la cirugía, y son especialmente efectivos para reafirmar óvalo y cuello y reducir el doble mentón.

Cavitación

La reducción del panículo adiposo mediante la Cavitación  está indicado para el tipo adiposo, consiguiendo transformar la estructura de la molécula grasa en una nueva sustancia que el organismo reconocerá como de eliminación.

Es un tratamiento que con las debidas precauciones y supervisión puede tratar la papada

Al aplicar  la cavitación con menor potencia y profundidad que el empleado para tratamientos corporales, la duración del tratamiento será algo mayor.

Conjuntamente con la cavitación, se aconseja utilizar la radiofrecuencia y mesoterapia virtual.

Se necesitan entre 12 – 18  sesiones de radiofrecuencia para un resultado óptimo, a razón de 2 a 3 por semana.

 

Electroporación – Mesoterapia Virtual

Un tratamiento no invasivo que consigue aumentar la permeabilidad de la membrana celular cutánea y la apertura momentánea de los poros, de forma que al aplicarse junto a un cosmético de bajo peso molecular, se consigue la entrada profunda de sus principios activos.

La Mesoterapia Virtual mediante corrientes de electroporación tiene una eficiencia de absorción del 100% del principio activo, consiguiendo resultados rápidos y visibles de reducción de papada, devolviendo al cuello su elasticidad, luminosidad y tersura.

Láser Lipolítico (TLLL)

Un nuevo tratamiento mediante fuentes de  luz que da excelentes resultados está obteniendo en la reducción de la papada.

Se trata de un láser diodo con una longitud de onda y potencia (baja-láser frio),  que actúa de manera selectiva en la molécula grasa, transformándola en ácidos grasos esenciales que irán al torrente sanguíneo y se metabolizarán por vía natural (orina, heces, sudor,…).