Fuentes de Luz (Láseres, IPL, …) aplicadas al tratamiento de la variz

 

En la actualidad, “más del 63,9% de las personas presentan a lo largo de su ciclo vital la aparición de venas varicosas.

Dado que las actuales Fuentes de Luz (láseres, IPL, …) aplicadas en el tratamiento de la variz son muy directas y precisas (daño térmico – sólo dañan la zona a tratar), la cirugía (escleroterapia) está quedando relegada a la eliminación de varices de gran tamaño.

Con frecuencias estos problemas vasculares se forman debido a fallos en las válvulas venosas, de forma que no circula correctamente la sangre al corazón. Esto provoca una acumulación de sangre en las venas, haciendo que éstas se dilaten.

Ahora este problema puede resolverse de forma rápida y casi sin dolor con la aplicación un rayo de luz y en un número reducido de sesiones, las venas desaparecerán de la vista.

Desde nuestra experiencia, antes de elegir el tratamiento es necesario realizar un diagnóstico para identificar el tipo o tipos de varices que puede presentar el paciente.

Los actuales sistemas para la eliminación de este problema con Fuentes de Luz (IPL, láser, …) funcionan suministrando ráfagas los suficientemente intensas de luz hacia la araña, lo que hace que la vena lentamente se desvanezca y desaparezca.

Clasificación de las varices en tres grupos, en función del diametro de la vena afectada:

  • Telangiectasias – Arañas vasculares de hasta 1,5 mm hasta 2,5 mm
  • Reticulares con un diámetro Calibre de entre 2,6 mm y 5 mm
  • Troncales cuando cuentan con un diámetro superior a 5 mm

 

Tipos de fuente de luz para varices

Hay varios tipos de láser que pueden ser utilizados para tratar las venas varicosas y las arañas.

o             IPL (luz pulsada intensa)

o             Nd:yag  (pulso largo)

o             Nd:yag  Q-switched

o             Diodo con fibra optica

 

Efectos secundarios post aplicación

Generalmente la aplicación de Fuentes de Luz tiene unos efectos secundarios leves-nulos, éstos se limitan al enrojecimiento e inflamación de la piel inmediatamente después de la aplicación de láser, que desaparece al cabo de unos pocos días.

Por no ser invasivo se puede realizar en Box estéril del centro, siendo un método, seguro, rápido y eficaz para solucionar estos problemas vasculares.