Gana más de 600.000 €  al año con La Dieta 123

La Dieta 123: era pobre, adelgacé un montón y ahora me estoy forrando

Harta de seguir dietas que no funcionaban decidió montárselo a su manera. Terri-Ann creó su propio método y no sólo consiguió perder más de 44 kilos, montó un negocio millonario

resultados dieta 123Desarrolló su propio método y no sólo consiguió perder más de 44 kilos, además hizo de su plan un trampolín para impulsarse hacia la fama


Las historias inspiradoras de personas que han conseguido vencer la batalla contra la obesidad, hacen las delicias de las miles de personas que tratan de perder peso de una vez por todas y ven en estos exitosos casos el mejor y más sencillo camino para conseguirlo. Si quienes ven retratados lo han conseguido, ¿por qué no ellos? El impactante relato de  Terri-Ann Nunns ha sido uno de las últimos en saltar a las portadas de los principales rotativos británicos. Además, su caso se ha hecho mediático por dos suculentas características: consiguió perder peso y convertirse en una de las súper ricas del momento. Así es: gracias a su increíble plan de adelgazamiento, la joven no sólo perdió muchísimo peso, además se hizo millonaria.


Tras publicar ‘online’ su vida y mostrar las impactantes imágenes del antes y el después, no tardaron en llamar a su puerta cientos de seguidores ansiosos de conocer de primera mano –y, cómo no, pagar lo que hiciese falta por ello– el método que llevó a Terri-Ann a perder 44 kilos en apenas cinco años y mantenerse a largo plazo, incluso después de sus embarazos. Así lo consiguió.

“Así no puedo seguir”: el desencadenante

Como en tantas otras historias de superación, un trauma psicológico fue el desencadenante para que Terri-Ann decidiese de una vez por todas acabar con su problema de sobrepeso: la pérdida de su bebé recién nacido y el seguido embarazo de su hija Aaleyah apenas 11 meses después, lanzaron a la joven a un fuerte depresión que trataba de acallar comiendo sin parar.

Los estragos físicos y mentales de sobrellevar dos embarazos en menos de un año y el cuidado de la recién nacida fueron todo un reto para ella y su marido, cuya relación acabó por romperse en el año 2009. Dos años después Teri-Ann conoció a su segundo marido, Michael, junto con el que se propuso cambiar su cuerpo de una vez con todas y se embarcó en el complicado viaje hacia la pérdida de peso.


Tras superar los 98 kilos de peso, Terri se dio cuenta de que no podía seguir así. Harta de seguir dietas y planes de adelgazamiento sin conseguir ningún resultado, decidió montárselo a su manera. Desarrolló su propio método y no sólo consiguió perder más de 44 kilos, además hizo de su plan un trampolín para impulsarse hacia la fama.

dieta 123

Vendiendo un estilo de vida (millonario)

Cada días más personas tratan de hallar el camino para alcanzar ese máximo generalizado de llevar una vida saludable. De ahí que historias motivadoras como la de Terri-Ann sirvan para concienciar a cientos de personas de que sí se puede adelgazar y dar un giro de 180 grados a nuestra alimentación para cambiar, por dentro y por fuera.

Tanto es así que en ocasiones, quienes lo consiguen –además de contar sus historias–, sonsacan de su aprendizaje una serie de pautas ideales que cualquiera puede realizar para, por qué no, aspirar a ser como ellos. Así debió pensar también la joven británica cuando lanzó su negocio de dietas –’Terri Ann’s 123 diet plan’– con el objetivo de ayudar a todas esas personas incapaces de deshacerse de sus excesos de grasa corporal.


Desde que el mismo momento en el que hizo pública su dieta, una avalancha de personas corrieron a ponerse en contacto con ella para aprender más sobre sus trucos para adelgazar. A medida que sus seguidores –hoy más de 53.000– perdían más y más kilos, los ceros en la cuenta corriente de Terri se multiplicaban. Tanto es así que en poco tiempo decidió crear una página web dedicada exclusivamente a la Dieta 123, de la que saca millonarios beneficios que rondan las 500.000 libras al año (algo más de 632.000 euros).

En la actualidad, Terri-Ann ya no vive en un pequeño apartamento de un dormitorio ni se lamenta por los kilos de más. Luce un cuerpo de escándalo y es dueña y señora de un negocio millonario, además de una mansión, coches de lujo, exclusivas prendas de diseño…

¿Otra engañifa más o realmente es un método definitivo?


La Dieta 123 o cómo perder 44 kilos

“Es como un sueño hecho realidad. Hoy puedo mantener a mi familia sin preocupaciones viajar a lugares en los que nunca antes habríamos estado. Es increíble pensar todo lo que ha ocurrido simplemente porque quería bajar de peso”, declaraba la joven en una entrevista en ‘The Sun’.

Tal y como explican en la web oficial, el plan de la Dieta 123 se divide en tres etapas –exacto, de ahí su nombre–:

  • Fase 1: denominada como la etapa de los ’10 días de impulso’, en estos primeros días de régimen, tal y como aseguran, el usuario pierde peso a una velocidad increíble.
  • Fase 2 y 3: los siete siguientes días en los que se empieza a tener una alimentación más equilibrada y el ritmo de la pérdida de peso es bastante más normal.

A partir de este momento, es fundamental que se sigan algunas de las ‘reglas vitales‘ del plan de Terri-Ann para que la etapa de mantenimiento funcione y no sólo no se recupere el peso perdido sino que se sigan perdiendo kilos paulatinamente.


Los principales alimentos permitidos son carne, pescado, aves, ensaladas, verduras, fruta, pan integral y los productos lácteos –en resumen, de todo menos hidratos de carbono– y la ya reconocida como experta insiste en que incluso el consumo algunos de algunos es ilimitado (probablemente, como cabría esperar, está hablando de las frutas y verduras).


‘¿Qué hay de nuevo, Terri-Ann?’, se preguntarán muchos. Sus evidencias de que el plan funciona en base a más de 1.000 ejemplos de casos de éxito y promesas como que quienes lo sigan “nunca pasarán hambre, no necesitarán contar calorías ni medir sus raciones de alimentos, ni hay necesidad alguna de tomar pastillas o complementos para adelgazar. Sólo hay que concentrarse en comer los alimentos adecuados”, sentencia su fundadora. Y, hasta aquí, el plan 123.

“Jamás me habría imaginado llevando un estilo de vida como el que llevo hoy, pero lo que realmente me hace feliz es ver cómo mi dieta ha cambiado las vidas de tantas otras personas”, asegura la multimillonaria emprendedora.


Leer más:    
http://goo.gl/wnRd8U

 

https://youtu.be/5inOkmQBDPg