La carboxiterapia, medicina estética a base de CO2 | Que Es Carboxiterapia, Contraindicaciones, Efectos secundarios

Origen de la Carboxiterapia

El origen de esta terapia se encuentra en la estación de Aguas Termales de Royat (Francia), Su origen se remonta a los años 50 en Francia, cuando un grupo de cardiólogos investigan el déficit en la circulación sanguínea, desarrollando tratamientos para diferentes condiciones médicas relacionadas con la mala circulación, cicatrización de heridas, la acumulación de grasa y otras condiciones estéticas.

¿Qué es la Carboxiterapia?

La Carboxiterapia es un procedimiento cosmético no quirúrgico (N0 Invasivo) para combatir celulitis, flacidez y grasa localizada, que consiste en la inyección de Dióxido de Carbono (CO2) en los tejidos sub-cutáneos a través del uso de pequeñas inyecciones. La inyección de CO2, que es como se aplica la carboxiterapia, produce en la circulación una mejora del intercambio gaseoso, reestableciendo la microcirculación, aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo y rompiendo el círculo vicioso que se produce en los tejidos afectos.

Si se utiliza con fines de perder peso se convierte en una muy buena alternativa a la liposucción.

La Carboxiterapia e técnica o procedimiento no quirúrgico en el cual el gas dióxido de carbono, CO2, es administrado de forma intradérmica con unas inyectadoras estériles  muy pequeñas conectadas  a través de una manguera a una máquina que regula el flujo de gas administrado.

La técnica puede ser aplicada sola o en combinación con otras como la Mesoterapia, terapias laser, etc.

 

Carboxiterapia, se recomienda para ….

Dado que La Carboxiterapia mejora el intercambio gaseoso y permite que el CO2 sea utilizado para las reacciones metabólicas, entre la que se encuentra la combustión de las grasas (mecanismo por el cual se justifica la disminución del tamaño de los adipocitos; proceso oxidativo lipolítico fisiológico), a lo cual se suma la disminución de volumen del tejido entre los adipocitos por el mecanismo anteriormente expuesto. Esto da como resultado una mejora en la calidad de la piel, una disminución de volumen de la zona y el alivio de los síntomas que acompañan a la celulitis, como pesadez. Así pues es utilizada para reducir y/o combatir el exceso de grasa en el cuerpo, la celulitis, el envejecimiento corporal y facial, la flacidez, las micro venas varicosas, reducir las cicatrices y las estrías. También es utilizada como tratamiento postoperatorio de la liposucción o cirugías estéticas para corregir irregularidades de la piel, prevenir fibrosis y mejorar los resultados.Su uso es común en las ramas de Reumatología, Angiología, Urología y Dermatología.

Carboxiterapia: Contraindicaciones

La Carboxiterapia es una técnica mínimamente invasiva y segura. No obstante lo anterior, carboxiterapia al ser un tratamiento médico, tiene contraindicaciones bien establecidas.

La Carboxiterapia es para pacientes que gocen de buena salud. Los que sufran de insuficiencia hepática (hígado), respiratoria, renal (riñón) y cardiaca, diabetes, cáncer, trastornos de la circulación, epilepsia, otros problemas de corazón, hígado y riñón, asma activa y problemas o infecciones en el área a ser tratada podrían no estar calificados para recibir este tratamiento.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia tampoco podrán aplicarse este tratamiento.

Tampoco podrán utilizar este procedimiento las personas con síntomas de resfriado tales como fiebre, tos y dificultad para respirar.

Las mujeres no se podrán aplicar el tratamiento mientras tengan su ciclo menstrual.

 

Recordar que Una contraindicación es por definición, una condición que disuade de la utilidad de un remedio que por otra parte parece conveniente.

Si bien el dióxido de carbono es producido normalmente por nuestro organismo, existen situaciones patológicas, como determinadas enfermedades o condiciones que pueden hacer que su concentración en el cuerpo no sea la adecuada por alterar su depuración y esto conlleva a riesgos para la salud.

Nuestro cuerpo debe mantener una presión de CO2 y O2 constantes en la sangre para funcionar adecuadamente. Cuando estas presiones se alteran suceden cambios peligrosos para la salud. Si la presión de CO2 aumenta puede ocurrir un estado que se conoce como acidosis que lleva en sus extremos a pérdida de conciencia y coma.