Una investigación española afirma que la ingesta de alcohol “induce” y “empuja” a la aparición de trombosis

 

El grupo de investigación de Hematología y Oncología Médica del Hospital Universitario Morales Meseguer y del Centro Regional de Hemodonación de Murcia ha publicado en la revista de la Sociedad Internacional de Hemostasia y Trombosis, ‘Journal of Thrombosis and Haemostasis’, datos que ponen de manifiesto que la ingesta de alcohol “induce” y “empuja” a la aparición de trombosis.

Tal y como ha explicado el catedrático de Hematología y director del grupo de investigación, Vicente Vicente, el estudio fue llevado adelante estudiando 30 pacientes con deficiencia transitoria de antitrombina, proteína implicada en la protección de trombosis venosas. La deficiencia de antitrombina hereditaria es considerada un estado de trombofilia, pues es responsable de episodios trombóticos de repetición.

El estudio de los pacientes demostró la ausencia de alteraciones moleculares en el gen responsable de la síntesis de la proteína, y pese a ello, mantenían niveles reducidos de antitrombina circulante. La investigación de esa llamativa situación puso de manifiesto que ocho de esos pacientes mostraban un trastorno de glicosilación de la antitrombina, lo que implica una deficiencia de azúcares en la proteína e impide que haga correctamente su función.

Curiosamente, la deficiencia de antitrombina se pudo comprobar que era transitoria pero recidivante, teniendo como sustrato genético común todos esos pacientes la alteración de uno de los genes implicados en la glicosilación de las proteínas. Un dato importante, es que los investigadores observaron una relación de la toma de alcohol y el nivel de hipoglicosilación, y por tanto un incremento del riesgo trombótico.

Tal como refiere el director de esta línea de trabajo, Javier Corral, “estos hallazgos suponen un cambio del concepto de trombofilia, pues se plantea un estado trombofílico por anomalía de la antitrombina transitorio, tiene un carácter hereditario, sin ser el gen de la antitrombina el responsable sino otros genes, en este caso uno de los responsables de la glicosilación protéica, y el riesgo de trombosis está modulado a su vez por factores ambientales como el alcohol, o la fiebre, como también hemos demostrado previamente”.

Vicente indica que “la hipoglicosilación es una anomalía habitualmente no investigada hasta ahora en las situaciones de tendencia trombótica, con lo cual es una realidad infraestimada y su estudio ayudará a desvelar situaciones complejas de trombofilia”. Esta contribución del grupo de investigación de Hematología y Oncología Médica del Hospital Universitario Morales Meseguer ha sido tan notable que ha sido que sea una de las cuatro ponencias invitadas a ser presentadas en el primer Congreso Europeo de Trombosis y Hemostasia, el 28 y 29 de septiembre, en la Haya (Holanda).

Fuente – Leer Mas