La tirita antibiótica de próxima generación

La combinación de nanotecnología, química y ciencia de materiales permite diseñar dispositivos que frenen las infecciones bacterianas con más eficiencia y de forma personalizada.

El que cada día se esté incrementando la resistencia de distintas cepas de bacterias a cada vez mayor número de fármacos antibióticos no debería ser novedad. De hecho, este es uno de los riesgos biomédicos más importantes a los que puede enfrentarse la humanidad de aquí a no demasiados años. Una vía para atacar el problema es disponer de dispositivos que permitan suministrar agentes antibacterianos de forma precisa e instantánea de tal manera que las bacterias no tengan oportunidad de adaptarse.

Un equipo de investigadores encabezado por Miaoxing Liu, de la Universidad NanChang (China), ha desarrollado una serie de materiales antibacterianos basados en nanopartículas de plata encapsuladas en membranas de carbono que funcionan a demanda. Las cápsulas, que por su estructura se engloban en lo que se conoce como química supramolecular, regulan la actividad de la plata antibacteriana de tal forma que pueden tener tres estados: inicial, activado y desactivado. Tienen el plus añadido de que los materiales pueden imprimirse en 3D en una variedad de formatos, desde tiras adhesivas sanitarias (popularmente llamadas tiritas o curitas) hasta tapas de botellas de cultivo microbiano.

En una demostración práctica de lo que estas cápsulas son capaces de hacer, el equipo de investigadores las incorporó a tiritas. Las tiritas resultantes tienen dos partes: la capa superior contiene una disolución salina conocida como tampón fosfato salino (PBS, por sus siglas en inglés) y la inferior las cápsulas antibacterianas (en la imagen “Carbon packaged AgNP”). Una simple presión en la tirita hace que las capas interactúen, liberando las nanopartículas de plata activas (AgNP en la figura) y cambiando el color de blanco a naranja, mostrando que la tirita está activada. La acción antibacteriana cesa cuando las partículas se agregan.

Este desarrollo es una mezcla espectacular de nanotecnología, química y ciencia de materiales y del uso práctico de la impresión 3D en biomedicina para el mundo real. Es un paso importante hacia un futuro en el que los tratamientos médicos serán a demanda y altamente personalizados, con tratamientos específicos para el paciente.

Referencia: Miaoxing Liu et al (2016) The first visually observable three-mode antibiotic switch and its relative 3D printing assisted applications Journal of Materials Chemistry B DOI: 10.1039/C6TB00576D

* Este artículo es parte de ‘Proxima’, una colaboración semanal de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV con Next. Para saber más, no dejes de visitar el Cuaderno de Cultura Científica.

Fuente;  http://goo.gl/Qk7m1a