Láser Q-switched para eliminar tatuajes y manchas: cara, escote, dorso manos

 

El sistema “Q” significa calidad. Switched es un térmico técnico que se refiere al factor de intercambio de calidad o selectividad de la estructura resonante óptica del láser. Los pulsos de alta potencia y con breves tiempos de exposición producen un daño térmico mínimo sin afectar al tejido adyacente. La amplitud del pulso del láser Nd:YAG Q-switched es de 4-10 nanosegundos.
El Láser Nd:YAG Q-switched no sólo es el método más efectivo para eliminar tatuajes, sino también es el láser más selectivo y de elección para eliminar las manchas que aparecen en la piel con la edad y a consecuencia de la exposición solar repetida a lo largo de los años (léntigos solares y seniles, pecas o efélides), habitualmente localizadas en las zonas más expuestas al sol de forma crónica: cara, escote, dorso de manos…

El láser de Nd:YAG Q-sitched  1320. 1.064, 585 y 532 nm de longitud de onda y con el sistema Q-switched, con unos pulsos de alta energía que se emiten en breves espacios de tiempo de nanosegundos y en tiempos de relajación térmica algo superiores, está indicado en el tratamiento de los tatuajes y lesiones pigmentadas benignas. En la actualidad, mediante colorantes sólidos se obtienen longitudes de onda de 532, 585 y 650 nm, que permiten el tratamiento – eliminar colores como la tinta verde de los tatuajes lesiones vasculares, así como lesiones pigmentadas superficiales benignas sin afector a los vasos, con lo cual los púrpuras residuales son mínimas.

El láser Nd:YAG Q-sitched  en sus  Iongitudes de onda de 1.064 y 1320 nm. Estas longitudes de onda son absorbida por las proteínas, siendo los tejidos más oscuros los que muestran una absorción preferencial. Este láser, con una longitud de onda de 532 nm, tiene sus aplicaciones en el tratamiento de lesiones vasculares como los hemangiomas cavernosos, capilares y mixtos, además de los angiomas planos localizados en las regiones de la cabeza y el cuelllo y puede utilizarse para la extirpación quirúrgica.

El láser Nd:YAG Q-sitched  es un láser excelente para el tratamiento de lesiones vasculares superficiales, tatuajes y lesiones pigmentadas benignas. El láser Nd:YAG Q-sitched, con una longitud de onda de 1.064 nm, es muy efectivo para tratar los tatuajes de pigmentos o tinta negra-azul. Este láser también puede doblar su frecuencia, creando una longitud de onda de 532 nm que es más absorbida por la melanina y se usa para el tratamiento de lesiones pigmentadas .

El láser Nd:YAG Q-switched es muy versátil y produce resultados excelentes en el tratamiento de los tatuajes accidentables y ornamentales amateur y profesionales. El tratamiento, combinando las distintas longitudes de onda de 1.064, 650, 585 y 532 nm, puede eliminar la mayoría de los pigmentos de los diferentes tatuajes, incluida la tinta verde, en lo que aventaja a los otros láseres selectivos de Rubí y Alejandrita.

 
Como actua  El láser Nd:YAG Q-switched?

Con El láser Nd:YAG Q-switched Tratamos  de conseguir una limitación espacial máxima del calor es emplear estos láseres de pulsos cortos con una duración inferior al tiempo de relajación térmica (Tr) del cromóforo diana.

Clínicamente, el efecto de esta radiación de alta energía se traduce por un efecto fotoacústico con choque mecánico sobre los tejidos, apreciándose una salpicadura y un chasquido, y observándose el desprendimiento de residuos epidérmicos al impactar el láser sobre la zona tratada, lo que producirá una coloración blanco ceniza.
Para que estan Indicados los láser  Q-switched?

El láser de Rubí Q-switched es efectivo para el tratamiento de tatuajes amateur y profesionales azul-negros, pero lo supera el Nd:YAG con 1.064 nm de longitud de onda, con un aclarado superior al 50% después de un sólo tratamiento. Se evitan  la cicatrización o alteración de la pigmentación. Estudios experimentales han mostrado que los láseres de Rubí, Alejandrita y Nd:YAG tienen una eficacia similar en el tratamiento de la tinta azul y negra’; con el láser de Rubí quizás se obtenga la eliminación con menos sesiones de tratamiento.

Los tatuajes amateur acostumbran a responder más rápidamente y requieren menos sesiones de tratamiento para su eliminación en comparación con los tatuajes profesionales. Esto puede atribuirse, en parte, a la menor estabilidad de la tinta (carbono) usada con los tatuajes amateur en oposición a los profesionales (pigmentos orgánicos mezclados con elementos metálicos), y también por la menor densidad de los pigmentos en el caso de los tatuajes amateur.

Cuando se notan los resultados  láser  Nd:YAG Q-switched?

Normalmente, estos tatuaje se eliminan después de 1-4 sesiones de tratamiento; los tatuajes profesionales requieren de 3 a 10 sesiones. La tinta azul negra se trata con la longitud de onda de 1.064 nm, mientras que la roja, naranja y lila responden bien a la longitud de onda de 532 mI. Los tatuajes cosméticos de color carne o carmín tienden a volver se negros con el tratamiento con láser Nd:YAG Q-switched.

El tratamiento con láser Nd:YAG Q-switched con 1.064 nm de longitud de onda puede aclarar o eliminar esta hiperpigmentación; no obstante, no siempre se consigue y no se recomienda tratar este tipo de tatuajes.

Si alguien recibe tratamiento para este tipo de tatuaje, es necesario tratar primero una pequeña parte. Si ésta se oscurece, se puede probar de nuevo con la longitud de onda 1.064 nm para ver si se produce su eliminación antes de empezar con el tratamiento del resto de la lesión.

La causa del oscurecimiento de los tatuajes cosméticos se cree que es debida a la oxidación del hierro o titanio del pigmento. Parece ser una conversión de óxido férrico en óxido ferroso por destrucción o ignición intensa del óxido férrico. Los tatuajes más viejos parecen responder más rápidamente, posiblemente porque la densidad de la tinta de estos tatuajes tiende a disminuir con el tiempo.

El pigmento es eliminado por medio de tres mecanismos posibles cuando se utiliza el láser Nd:YAG Q-switched. El pigmento puede ser eliminado por fragmentación de las partículas y alteración química del pigmento que lo hace incoloro, haciéndolo menos visible al ojo natural. La fragmentación de la tinta en pequeñas partículas también puede facilitar su eliminación por medio de la fagocitosis de los macrófagos por el sistema linfático. Y, finalmente, el tatuaje puede ser eliminado, hasta cierto punto, por la eliminación transepidérmica. La menor respuesta al tratamiento de los tatuajes de las zonas distales de las extremidades, según se especula, se debe parcialmente a la menor dimensión de los canales linfáticos de estas áreas, con lo que el drenaje sería inferior.

El Láser Q-switched también sirve para eliminar otras lesiones pigmentadas, como algunas queratosis superficiales, y pigmentaciones dérmicas como el nevus de Ota o el nevus de Becker. En muchos casos, habitualmente son necesarias una sola sesión o, como mucho, dos sesiones, a diferencia de los tatuajes que suelen requerir mayor número de sesiones. El Láser Q-switched, actúa de forma muy selectiva sobre el pigmento de la mancha cutánea, por lo que es mucho más adecuado para quitar, por ejemplo, un léntigo que otros métodos como la crioterapia o congelación con nitrógeno líquido pues, en este último caso, se produce una quemadura por frío que puede dejar como secuela permanente una inestética hipopigmentación o mancha blanca. Inmediatamente tras la sesión de láser Q-switch puede aparecer una pequeña costrita que tarda una o dos semanas en caerse, apareciendo luego una piel nueva y ya sin pigmento.

No obstante, en el caso de las manchas tipo léntigo solar o senil, en ocasiones es necesario dar una sesión de repaso, pasadas unas semanas, para eliminar completamente dicha pigmentación. El tratamiento con Láser Q-switched es rápido indoloro, por lo que no se necesita ningún tipo de anestesia, y el paciente puede volver inmediatamente a su vida cotidiana, en ocasiones con maquillaje corrector de la zona tratada. Siempre se recomienda evitar la exposición solar antes y después del tratamiento. Además, a veces, conviene asociar una crema despigmentante para complementar adecuadamente el tratamiento con Láser Q-switched.

Conclusiones

Además, tiene una propiedad importante al permitir el tratamiento de individuos de piel oscura, con complicaciones mínimas. En comparación con el láser Rubí Q-switched y el láser Alejandrita Q-switched, hay una menor tendencia a las cicatrices y a la hipopigmentación. La utilización de colorantes sólidos hace que el mantenimiento sea mínimo y de poco coste.