Mascarilla NDV de arroz, leche y miel

Las japonesas son conocidas a nivel mundial por su apariencia juvenil. Te Contamos su secreto.


El arroz no es sólo un ingrediente para la cocina japonesa.

Es también el principal ingrediente de cuidado para la piel/cara de las mujeres de Japón.

Está científicamente comprobado que la aplicación del arroz mejora tu complexión y te ayuda a deshacerte de los puntos negros.

Es más, el arroz puede mejorar la calidad de tu dieta como resultado de sus ricos contenidos antioxidantes.

El arroz es abundante en ácido linoleico y escualeno, un antioxidante fuerte que tiene la habilidad de estimular la producción de colágeno en la piel. Es una sustancia natural que protege tu piel de envejecimiento prematuro y de la incidencia de las arrugas.

También protege tu piel de daño causado por exposición solar. Más aún, el arroz está cargado de vitamina E y gamma orizanol, los cuales son capaces de reducir los niveles del colesterol en la sangre y protegen la salud de tu corazón.

Mucha gente, sin embargo, no sabe que el arroz tiene la habilidad de restaurar la apariencia juvenil de tu piel, haciéndola suave y sedosa. Aquí te dejamos una receta basada en arroz para preparar una máscara anti-arrugas que te dará piel suave y con brillo.

Ingredientes que necesitas para nuestra mascarilla NDV de arroz, leche y miel:

-3 Cucharadas de arroz.

-1 cucharada de miel.

-1 cucharada de leche.

Instrucciones:

Una vez que tu arroz esté hervido, hay que colrlo y separar el agua en la que se cocinó. Añade una cuñarada de leche precalentada en el arroz y mezcla bien. Finalmente, añade la miel.

Aplicación:

Primero, limpia tu cara bien y aplica la mascarilla en tu piel seca.

Deja que actúe por un rato, hasta que esté completamente seca.

Luego, remueve la mascarilla y lava tu cara con el agua de arroz.

El agua de arroz actúa como un hidratante para la piel que mejora la circulación, previene los rastros de envejecimiento y reduce la inflamación. Las propiedades sanadoras del agua de arroz te darán una piel sana. También tiene leves efectos que te protegen del sol.

Para resultados óptimos, repite el procedimiento una vez a la semana.

Tu cara lucirá 10 años más joven.