El paracetamol  hace más daño al hígado de las mujeres

El fallo hepático agudo inducido es un efecto adverso más frecuente en el sexo femenino que en los varones.

Un estudio publicado en Clinical gastroenterology and hepatology apunta precisamente en esta dirección y demuestra que el conocido medicamento es más perjudicial para las féminas que para los varones. En concreto, lo es uno de sus más graves efectos secundarios: el daño hepático agudo.

Las mujeres que toman este fármaco son también más proclives a requerir de ingreso en cuidados intensivos y también tienen más riesgo de encefalopatía hepática, según el mismo estudio, que analizó a 250 pacientes con daño hepático agudo (ALI, de sus siglas en inglés) y 912 con fallo hepático agudo (ALF) inducidos por el consumo de paracetamol.

Los datos se obtuvieron del Grupo de Estudio de Fallo Hepático Agudoentre el 1 de enero de 2000 y el 27 de septiembre de 2016, por lo que se trata de un estudio de una magnitud importante.

Woman taking paracetamol

Ese mismo grupo ya había observado que estas dos enfermedades hepáticas son más frecuentes en mujeres, pero hasta ahora no se sabía el porqué. “Las razones de este incremento de la prevalencia y gravedad de este efecto secundario en mujeres no están claras, pero pueden deberse a unmayor uso de fármacos hepatotóxicos en mujeres y a un diferente metabolismo del medicamento por sexo”, escribe la autora principal del estudio, Jessica B. Rubin, médica de la Universidad de California en San Francisco (UCSF).

Aunque el análisis no permite establecer una explicación clara, sí que se reconoce que el paracetamol sienta peor al hígado de las mujeres y apunta a algunos datos de interés para futuros estudios.

Por ejemplo, las mujeres con ALF inducido por paracetamol eran más proclives a presentar una enfermedad psiquiátrica que los hombres y tomaban más fármacos para este tipo de dolencias (lo hacía el 42% de ellas frente al 25% de los varones afectados). Por su parte, era más común el uso dedrogas intravenosas en hombres que en mujeres y también en los primeros el consumo elevado de alcohol era habitual(un 39% frente al 19% de las mujeres).

Fuente – Leer más