Pasos a seguir si nos ‘pica’ una medusa

 

Las Medusas Están equipadas para la supervivencia y sus tentáculos esconden un líquido urticante que utilizan como ataque defensivo. Este líquido puede afectar con un simple roce y producir un dolor localizado, enrojecimiento, hinchazón, picazón y también ardor, hormigueo y sensación de adormecimiento en la zona de la picadura. ¿Cómo debemos respondes entonces si esto nos ocurre?

  1. Lo primero que debes hacer es lavar la zona afectada. Nunca debes usar agua dulce, ya que podría romper las células urticantes. En este caso el suero fisiológico es perfecto, pero en caso de no haber, puede utilizarse agua salada del mar.
  2. No rasques ni frotes la zona con toallas ni arena porque empeorarán las lesiones.
  3. Aplica hielo durante 15 minutos (siempre dentro de una bolsa de plástico) o en su defecto, compresas frías.
  4. Si algún tentáculo de medusa se ha quedado enganchado a la piel, retíralo con pinzas o con guantes de látex, evitando en todo momento tocarlo. Utiliza vinagre para ayudar a que se desprenda de la piel.
  5. Aplica un antihistamínico en formato roll-on o gel que rebaje la inflamación. Alivia el picor y la irritación, produciendo un cierto efecto refrescante en la piel afectada.
  6. Mantén la zona afectada aislada del agua y del sol durante dos o tres días.
  7. El dolor suele durar entre media hora y una hora, pero si el malestar persiste es recomendable acudir a un centro médico con el fin de evitar una reacción alérgica al líquido tóxico de la medusa.

Fuente – Leer Mas