“¿Qué te has hecho?”, ocho retoques estéticos ‘invisibles’

 

“¿Qué te has hecho?”. “Nuestro éxito reside en que no se note. De lo contrario, hemos fracasado”, explica la médico estético Raquel Moreno Pentinel. Demi Moore y Diane Keaton son, a su juicio, dos buenos ejemplos de mujeres muy bien tratadas. “Demuestran que se puede envejecer y seguir siendo atractivas. Transmiten salud y frescura, sin grandes volúmenes ni rasgos exagerados, y tienen alguna arruga, pero su rostro refleja bienestar”, comenta la doctora. Al igual que se empiezan a escuchar públicamente quejas acerca del abuso del Photoshop, hay una preocupación profesional creciente por la defensa de lo sutil. “Los referentes estéticos de determinados famosos no fomentan el equilibrio y la proporción”, señala el doctor Jaume Tufet, miembro del comité organizador del congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). En este sentido, Sharon Stone está participando en el proyecto ‘Proof in real life’ con la compañía farmacéutica Galderma para apoyar los resultados naturales de los tratamientos estéticos. Elia Róo, coordinadora del Grupo Español de Dermatología Estética, perteneciente a la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), destaca la importancia de combinar. “Hoy lo importante no es la técnica en sí. Hay que ver cómo se asientan los diferentes procedimientos y dejar que los avances nos lleven por el camino de la profesionalidad y la seguridad”.

El otoño concentra la mayoría de estas pequeñas intervenciones. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, las de cirugía estética facial repuntan en nuestro país un 40% entre el final del verano y la Navidad. Repasamos, zona por zona, las más demandadas (y discretas).

¿Quién dijo manchas?

Con el descenso de las horas de luz se abre la veda a los procedimientos con láser, y cada vez más mujeres reservan unos días para borrar cualquier rastro de mancha facial. En este apartado, el láser no tiene rival. Los léntigos solares se tratan con laser Q-Switched’ (combina dos tipos de rayos); los propios de la edad con terapia fotodinámica, que emplea luz LED, y las queratosis seborreicas, esa especie de verruguitas planas, laser de  CO2′, más profundo y ablativo.

Ni rastro de cansancio

El triángulo que se dibuja entre el párpado inferior, la mejilla y la nariz tiende a hundirse con el tiempo y proporciona un aspecto fatigado al rostro. Además del tratamiento clásico de ácido hialurónico específico para ojeras, existe un nuevo relleno de colágeno que también disimula bolsas.

Blefaroplastia

La cirugía de párpados es una de las más demandadas en España y no solo por motivos estéticos, sino porque puede interferir en la visión (en Suecia la asume la Seguridad Social). Existe la intervención del párpado inferior (preferida por los hombres), el superior (por ellas) o ambos. “Rejuvenece la mirada pero también elimina las bolsas congénitas de los más jóvenes”, explica el doctor Antonio Tapia. La incisión, que se realiza en la conjuntiva, por detrás del párpado inferior, no deja cicatriz.

‘Lifting’ sin cirugía

HIFU (Ultrasonido Focusado de Alta Intensidad), aplica ultrasonidos para remodelar el óvalo facial y reducir el doble mentón en una sola sesión. El primer tratamiento aprobado por la exigente Agencia de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense,

La versatilidad del ácido hialurónico

Cada 15 segundos se aplica en el mundo una inyección de este compuesto, que ya se busca en Google cuatro veces más que la palabra bótox. Su versión reticulada crea volumen, con muy buenos resultados en arrugas de expresión, surco nasogeniano y elevación de pómulos. La no reticulada, es decir, más fluida, hidrata en profundidad, dejando una piel jugosa y descansada. “Es muy importante el material. Se comercializan 350 marcas de ácido hialurónico, pero solo tres están aprobadas por la FDA”. Además, es reversible: la hialuronidasa tiene el poder de disolver este compuesto en 24 horas si no convence el resultado

Hilos bioabsorbibles

España es el cuarto país del mundo en procedimientos de rejuvenecimiento facial no invasivos, según la Sociedad de Cirujanos Plásticos Estéticos. El doctor Javier de Benito, pionero en estas técnicas, defiende su rapidez y la ausencia de cicatrices visibles. La técnica ‘Global Face Lift’, incluye la colocación subcutánea de hilos de ácido poliláctico, absorbibles por el organismo, desde la mandíbula hasta la oreja, que eliminan arrugas y favorecen la creación de colágeno. Permite volver al trabajo al día siguiente.

Rellenos naturales

La policaprolactona (hidroxiapatita cálcica, componente casi idéntico a la parte mineral de los huesos, para corregir nariz, línea de la mandíbula, código de barras… ), el ácido poliláctico y la hidroxiapatita cálcica son los materiales de relleno facial más utilizados porque, además de crear volumen, estimulan la producción de colágeno. Alberto Morano, de la Sociedad Española de Medicina Estética, explica que para un efecto natural “hay que empezar desde los 35 años, con mejoras sutiles pero constantes, y elegir a un profesional que combine diferentes técnicas”.

‘Reseteo’ de labios

El retoque de esta zona ha sido objeto de grandes críticas. Y no es para menos, ya que en sus inicios se utilizaba silicona -no reabsorbible- con resultados de dudoso gusto. Hoy existen varios tratamientos de alta hidratación que no buscan rellenar sino rejuvenecer los labios. El material, ácido hialurónico específico para la zona, se introduce con microaguja y deja un resultado muy natural durante seis meses.

 

Fuente – Leer Mas