radiofrecuencia y los ultrasonidos ¿en qué consiste cada una de ellas? ¿Cuáles son sus virtudes y desventajas?

 

radiofrecuencia y los ultrasonidos, dos técnicas que se emplean en contextos tan diversos como el de la fisioterapia y la cirugía estética. Pero ¿en qué consiste cada una de ellas? ¿Cuáles son sus virtudes y desventajas?

 

 

Seguro que has oído hablar alguna vez de la radiofrecuencia y los ultrasonidos, dos técnicas que se emplean en contextos tan diversos como el de la fisioterapia y la cirugía estética. Pero ¿en qué consiste cada una de ellas? ¿Cuáles son sus virtudes y desventajas?

La radiofrecuencia

Basada en el uso de ondas electromagnéticas (capaces de viajar en el vacío, a diferencia de las mecánicas, que requieren de un medio material para hacerlo), el término que sirve para denominar a este sistema se aplica a todas aquellas ondas que superen los 10 mil ciclos por segundo.

Su ámbito de actuación abarca las radiocomunicaciones, la radioastronomía, los radares, y la medicina y se dice que los primeros en valerse de esta tecnología por primera vez fueron Alejandro Sepanovich Popov, Nikola Tesla y Guillermo Marconi.

Dos de las características más importantes de este tipo de radiaciones son la energía fotónica y la velocidad de propagación.

onda electromagnética

Así, la radiofrecuencia se emplea en procesos como la esterilización de alimentos, el templado de metales, las resonancias magnéticas nucleares, los implantes cocleares y la diatermia.

Esta última introducida en España en 1910 por el doctor Celedonio Calatayud, consiste en el calentamiento localizado de los tejidos para incrementar el flujo sanguíneo y atenuar el dolor. Se usa, sobre todo, en los casos de artritis y otras enfermedades reumáticas. Existen varias clases, la inductiva y la capacitiva. La primera atañe a los músculos, pues con ella el campo magnético penetra profundamente; mientras que la segunda es lo que ofrecen las supuestamente novedosas terapias estéticas: un incremento más superficial de la piel y la grasa. También se la conoce como Tecarterapia o Hipertemia de contacto.

radiofrecuencia flacideces

Según los expertos, este procedimiento favorecería la formación del colágeno, la circulación de la piel y el tejido subcutáneo, la migración de fibroblastos y el drenaje linfático. Se emplea para reducir arrugas y flacideces y se consigue tras, al menos, 5 sesiones -aunque depende de las características de los tejidos, de la potencia, el tiempo de exposición y similares-.

Los ultrasonidos

Los ultrasonidos, por otra parte, también son ondas, pero acústicas, que están por encima (como su propio nombre indica) del umbral que los humanos somos capaces de percibir (situado sobre los 20 mil Hz).

Utilizados desde el siglo XIX con la aparición del diapasón y el silbato de Galton, actualmente y como la radiofrecuencia, detentan múltiples aplicaciones. Por ejemplo, se utilizan en ingeniería civil para descartar anomalías, en la industria para la medición de distancias y otros; y en medicina –en las ecografías, la fisioterapia y la ultrasonoterapia-.

ultrasonidos

De hecho, es habitual recomendarlos en las lesiones deportivas y para tratar algunos dolores y patologías del sistema esquelético muscular. Las frecuencias más usadas oscilan entre 1 y 3 Mhz (contrariamente a lo que se pueda pensar, cuanta mayor es la frecuencia, menor la penetración). Poseen un efecto analgésico, antiinflamatorio y aumentan la capacidad regenerativa de los tejidos, el riego sanguíneo y favorecen la relajación muscular.

Ahora, pueden conllevar efectos secundarios graves y acarrear complicaciones si no se aplican de la manera correcta.

Además, a diferencia de la radiofrecuencia, sí necesitan un medio de transmisión para conducir la energía, y los más comunes son el gel conductor y el agua.

También se usan con el objetivo de mejorar la absorción de medicamentos (en el tratamiento de cánceres, especialmente), y para complementar ciertas cirugías y facilitar la extracción de cálculos grandes, o realizar limpiezas bucales.

dentista

Los procedimientos estéticos, como hacen con la anterior, asimismo, se valen de esta técnica exactamente para lo mismo: la diatermia. Es decir, se usan estas ondas para incrementar la temperatura interna (que causa la dilatación de los folículos pilosos y las glándulas sudoríperas) y se aplican a la celulitis, las varices, el acné, los edemas, cicatrices, estrías y las acumulaciones de grasa localizadas. Incluso existen gadgets que puedes usar en casa capaces de reducir estos problemas.

Activan el drenaje linfático y la permeabilidad de la piel, y su eficacia depende bastante de la edad del paciente. La técnica pierde efectividad cuando mayor es éste.

Vistas todas sus características, seguro que estás preparado para hacerlo con conocimiento de causa. Sin embargo, te los resumimos, a continuación, para que no et quede ninguna duda.

Fuente – Leer Mas

RADIOFRECUENCIAULTRASONIDO
  • Funciona por ondas electromagnéticas
  • Funciona por ondas auditivas
  • No requiere de gel conductor alguno, las ondas son capaces de viajar en el vacío
  • Necesita un medio de transmisión para conducir la energía, como un gel específico o agua
  • Reduce la flacidez y elimina la grasa localizada
  • También acaba con las estrías
  • Favorece la circulación sanguínea
  • Ídem
  • Se emplea en fisioterapia y en el tratamiento de enfermedades reumáticas
  • Ídem
  • Incrementa la temperatura de la dermis
  • Ídem
  • Su efectividad no depende de la edad
  • Pierde efectividad en aquellas personas de edad avanzada
  • Tiene escasas contraindicaciones y son graves: hipersensibilidad, enrojecimiento de la zona, quemaduras, sensación de calor o molestia
  • Su mala aplicación puede conllevar efectos secundarios graves