Seducir sólo con mirar. El poder de seducción de una mirada

Con una mirada transparente, limpia. Podemos transmitir tanto, y simplemente con nuestros ojos…

 

Recupera la juventud de una mirada en dos pasos:

Primer paso:

Realizaremos-aplicaremos una técnica novedosa denominada Plasma (blefaroplastia no ablativa), que consiste en sublimar los tejidos tratados (párpados) sin causar daños al tejido circundante.

Esta técnica utiliza un arco (micro-rayo) generado por  la diferencia de potencial que hay en el espacio entre la punta de la pieza de mano de un (DGP) Dispositivo Generador-Aplicador de Plasma y la piel, en la que por medio de la ioniza del gas contenido en el aire se genera PLASMA. Este estado de la materia por sublima el tejido tratado sin transferir calor a los tejidos circundantes.


Se trata de una técnica  personalizada y dinámica   que permite  ir diseñando la retracción palpebral a medida que avanza el tratamiento. este dependiendo de la necesidad del paciente se realiza en una sesion y/o en varias sesiones hasta conseguir el resultado óptimo.
La tecnica con los (DGP) Dispositivo Generador-Aplicador de Plasma consiste en sublimar los corneocitos (capa superficial de la epidermis) sin ocasionar hemorragias, Cicatrices y/o  hematomas.

Aplicando esta tecnica se obtiene en un procedimiento rápido e indoloro,  un resultado estético muy bello y con un  procedimiento que no resulta muy costoso, pudiendo hacerse en varias sesiones separadas un mes.

Lo mas destacable de esta tecnica es que la expresión del ojo no cambia (a diferencia de la cirugía de bisturi) y no deja  cicatriz.

El procedimiento no resulta en absoluto doloroso ya que se realiza con crema anestésia.

Posteriormente a la apicación de esta tecnica, sigue un edema (edema palpebral) o inflamación transitorio  que dura 24-48 horas y la aparición de costritas puntiformes (puntitos milimétricos) que durarán de 3 a 7 días y caen por sí mismas. Estas pueden camuflarse con crema con color que incorpore un filtro solar o con un compacto SPF 5.

 

 

 

Segundo paso:

Si es necesario  perfilaremos y rediseñaremos  la ceja  dibujando lo  que por el paso del tiempo ha ido perdiendo (pelo).

Para esto contamos con la Dermopigmentación (Microblading). Se trata pues  de dibujar pelo a pelo una nueva ceja. Cuanto más pelo se conserva, más natural es el resultado, pero si no queda prácticamente pelo conseguimos imitarlo. Es muy importante contar con profesionales con un grado alto de  habilidad y acierto en el diseño y gusto en la elección del color. Los pigmentos que utilizamos son los más adecuados a cada paciente. Intentando  evitar por todos los medios el efecto “ceja pintada”. Para ello debemos eligir un color que armonice con el del cabello, la densidad de las cejas, el tono de la piel, el color del iris… “El toque del artista

Con la tecnica del  Microblading conseguimos lograr una mirada  con más vida, más expresiva y simular un mayor volumen de pestañas (espesamiento), lo que conforma un ojo más ovalado.

 

 

 

Guardar

Guardar