Tatuarse los dibujos de los hijos

 

Antes las obras artísticas de los más pequeños de la casa acababan en una pared o bajo un imán de la nevera si realmente eran merecedores de ese privilegio. Pero ahora las cosas han cambiado. Los padres y madres han encontrado una nueva forma de inmortalizar esas creaciones: tatuándose los dibujos infantiles.

Un tatuaje es una decisión estudiada. Pensar en el diseño, el sitio o los colores lleva tiempo de reflexión. Y no es para menos al tratarse de algo vitalicio. Aun así, hay padres que lo tienen claro.

Esta moda se ha extendido entre muchos progenitores que se inclinan por esos simples dibujos, sin importar su valor estético. No importa si son ilustraciones de monstruos, retratos familiares o formas abstractas. Para sus ojos son dignos de llevarlos en el cuerpo grabado siempre

No sólo los padres y madres se tatúan este tipo de dibujos. En algunos casos, otros miembros de la familia como tíos o primos se unen a esta tendencia.

Este es el resultado:

Hay padres que van un paso más allá e incluso les ceden la máquina de tatuar a sus hijos para que les hagan los dibujos en su cuerpo ellos mismos. “Tengo que reconocer que son los mejores tatuajes que me he hecho nunca”, comenta el padre satisfecho con el resultado.

 

Fuente – Leer Mas