Disminuir la intensidad del dolor (migraña) relajando la musculatura de alrededor de la cabeza con Botox

La causa exacta de por qué se produce la migraña no se conoce todavía. Se trata de una enfermedad que se puede heredar de forma poligénica, es raro encontrar pacientes que no tengan antecedentes de migraña en sus familiares más cercanos, aunque puede ocurrir.

Se hereda la predisposición, luego en cada caso hay unos factores desencadenantes que ponen en marcha crisis de migraña, como el estrés, la menstruación en las mujeres, los cambios de ritmo de sueño, los viajes, la exposición a la luz, y un largo etcétera.  En la actualidad se esta trabajando con la teoria de la teoría de la “depresión propagada”.

“Una migraña es un dolor de cabeza muy específico. No todos los dolores de cabeza son migrañas”

Las migrañas suelen presentarse por primera vez durante la niñez o la adolescencia y pueden o bien mejorar, o bien empeorar con el paso de los años. Hay dos tipos de migrañas reconocidos a nivel general:

Migraña clásica
Migraña común

En el estudio de la SEN ….,

Casi el 80% de los pacientes con migraña crónica han mostrado reducir en un 50% en el número de días por mes en que sufrían dolores de cabeza tras ser tratados con toxina botulínica, según un estudio de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Además, más del 66% de los pacientes han respondido positivamente al tratamiento en los primeros tres meses; en ambos casos se produjo una reducción de los dolores de cabeza por mes, de su intensidad y de la utilización de tratamientos y medicación complementaria.

 

Botox para combatir los dolores de cabeza en pacientes con migraña crónica

. La toxina se administra en varios puntos pericraneales, de modo subcutáneo o intramuscular poco profundo, con una pequeña aguja, alrededor de toda la cabeza, en determinados puntos, según un protocolo establecido.

. La dosis es variable, si bien el protocolo de tratamiento actual sugiere el uso de entre 155 y 195 u de toxina en total.

. La frecuencia de administración es muy variable, si bien, en casos de buena respuesta, el beneficio tiende a prolongarse en el tiempo con las sucesivas administraciones (pudiendo aumentar el “intervalo” entre sesiones).

. La toxina no presenta efectos adversos reseñables. La tasa de efectos adversos es muy baja porque se administra de forma local y no se produce absorción sistémica de la misma.

Fuente – Leer más

Fuente – Leer más