Ejercicios para evitar que se nos hinchen las piernas  “retención de líquidos”

 

Es muy común que esta afección tenga un gran componente hereditario y constitucional

 

Una sintomatología que “empeora a medida que transcurre el día y puede afectar a las extremidades superiores, causando hinchazón en las manos y los dedos”.

 

Factores que desencadenan esta patología:

.-. Falta de ejercicio físico

.-. Condiciones laborales que obligan a permanecer mucho tiempo sentado

.-. El calor

.-. Viajes largos

.-. Vuelos prolongados en avión

.-. Embarazo

.-. Síndrome premenstrual

.-. Obesidad

.-. Hipotiroidismo

.-. Enfermedades renales

.-. Enfermedades cardiacas

.-. Efectos secundarios de determinados medicamentos

.-. Hipoalbuminemia

 

¿PARA REDUCIR LA MOLESTIA QUÉ EJERCICIOS DEBEMOS HACER ?

 

.-. Carrera dentro del agua:

Los ejercicios dentro de la piscina son altamente eficaces. El agua aumenta la intensidad del entrenamiento a la vez que reduce el riesgo de lesiones al limitar el impacto sobre huesos y articulaciones. Correr, trotar o saltar dentro del agua moviliza los líquidos del organismo y contrarrestar los efectos del calor.

 

.-. Subir escaleras:

Un ejercicio sencillo y a al alcance de todos con el que se moviliza por completo la totalidad del ten inferior. Se ven involucrados un alto número de músculos y se produce un rápido aumento del riego sanguíneo.

Para los principiantes recomendamos, sustituir el ascensor por las escaleras.

Para los que ya suelen practicar deporte, pueden realizar cinco series de escaleras de 60 segundos cada una, con un descanso de 30 segundos entre serie y serie.

 

.-. Saltos:

Inducen el movimiento de los líquidos, tanto del sistema circulatorio como del linfático. Según las opciones al alcance de cada uno, se puede optar por saltar a la comba cinco series de 10 segundos cada una o saltar en un trampolín o cama elástica.

 

.-. Zancadas:

Aumentan la musculatura implicada en el entrenamiento al trabajar incluso el abdomen. Para una correcta práctica, se separan las piernas el ancho de los hombros, colocando una delante y otra atrás como posición inicial. Desde ahí, se flexionan ambas piernas formando un ángulo de 90º”. Completar 12 repeticiones con cada pierna vigilando que la espalda se mantenga recta y la cadera al mismo nivel.

 

.-. Sentadillas:

Como parte del trabajo de fuerza, también activan el tren inferior Y contribuyen a la eliminación de toxinas.

Con las piernas abierta el ancho de los hombros, se imita el acto de sentarse y se forma con las piernas un ángulo de 90º. Tras aguantar la postura unos segundos, se vuelve a la posición inicial. La frecuencia recomendada es de tres series de 12 repeticiones cada una, con un descanso de 30 segundos entre series.