https://www.formaciononlinenutridermo.com/cursos/

Estudio sobre la adición del masaje manual después del tratamiento con criolipólisis mejora el Resultado Clínico.

Diferentes estudios científicos han demostrado que los procedimientos de criolipólisis reducen de manera segura y efectiva el grosor de la grasa en una región tratada. En este estudio se determina si la adición del masaje manual posterior al tratamiento mejoraría la eficacia al tiempo que se mantiene el perfil de seguridad del protocolo de tratamiento de criolipólisis original.

Método de tratamiento

Como se ilustra en la Figura 1 , el aplicador de vacío de criolipólisis se aplico para tratar secuencialmente los lados izquierdo y derecho del abdomen debajo del ombligo durante 60 minutos cada uno.

Figura 1

Inmediatamente después del tratamiento con criolipólisis, se masajeó manualmente un lado del abdomen utilizando un protocolo de 2 minutos, mientras que el otro lado sirvió como control.

La criolipólisis se administró al tejido abdominal extraído entre placas enfriadas en el aplicador. Para garantizar un acoplamiento térmico constante entre la piel y el aplicador, se colocó una almohadilla saturada de un gel de acoplamiento en la superficie de la piel antes de colocar el aplicador en el abdomen.

Se aplicó un aplicador mediano con una presión de vacío moderada para extraer suavemente un bulto de grasa en la copa del aplicador.

El tratamiento se administró con un Factor de Intensidad de Enfriamiento 42 (Cooling Intensity Factor), que corresponde a una tasa de extracción de energía promedio de 72,9 mW / cm 2 .

Inmediatamente después del tratamiento, un lado del abdomen se masajeó manualmente durante 2 minutos:

.- Durante el primer minuto de masaje consistió en un movimiento vigoroso de amasado, durante el cual el tejido se juntó entre el pulgar y los dedos y luego se separó del cuerpo.

.- El segundo minuto de masaje consistió en un masaje circular, durante el cual se empujó el tejido hacia el cuerpo y luego se movió en un movimiento circular.

Resultados

El masaje manual posterior al tratamiento resultó en un aumento consistente y perceptible de la eficacia en el lado no masajeado.

A los 2 meses después del tratamiento, la reducción media de la capa de grasa fue un 68% mayor en el lado del masaje que en el lado sin masaje, todo ello cuantificado – medido por ultrasonido.

A los 4 meses, la reducción media de la capa de grasa fue un 44% mayor en el lado del masaje.

Conclusión

El masaje manual posterior al tratamiento es una técnica segura y efectiva para mejorar el resultado clínico de un procedimiento de criolipólisis.

Autores del estudio

Láser Surg. Medicina. 46: 20–26, 2014. © 2013 The Authors. Láseres en cirugía y medicina Publicado por Wiley Periodicals, Inc.

https://www.formaciononlinenutridermo.com/cursos/