Flibanserina (la ‘viagra’ femenina), el primer fármaco para tratar el bajo deseo sexual femenino

La Flibanserina permite a las mujeres que sufren un bajo deseo sexual tener una opción terapéutica. Pero poco tiene que ver con la famosa pastilla azul. Mientras que Viagra incrementa el flujo sanguíneo para favorecer la erección y debe ingerirse en los momentos previos a una relación sexual, flibanserina actúa a nivel del sistema nervioso central y es necesario tomarla diariamente durante un periodo de tiempo para notar sus efectos. “Son tan diferentes como lo son la sexualidad masculina, más física y visual, y la femenina, más mental”. Mientras la Viagra se toma poco antes del acto sexual y dura unas pocas horas, La Flibanserina  ha de tomarse todos los días, haya o no sexo.

Una encuesta mencionada por The New York Times estima que al menos el 10% de las mujeres de EE UU sufren TDSH. Otras fuentes doblan esa cifra. En principio solo tiene aplicación: el trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH) “disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente, y provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal”, es decir, promete elevar la libido de las mujeres.

La flibanserina se ensayó primero como antidepresivo. Su acción es doble: por un lado es un medicamento agonista (activador) que se une a receptores de la serotonina, un neurotransmisor del sistema nervioso central. Tras la unión, activa este neurotransmisor como hacen otros medicamentos antidepresivos.

El medicamento «sólo estará disponible a través de profesionales sanitarios y farmacias certificadas», y su prospecto incluirá una clara advertencia sobre su contraindicación con el alcohol y el riesgo de que provoque hipotensión y desmayos.

¿Es eficaz?

Sprout Pharmaceuticals la ha probado con más de 11.000 mujeres pero mejor fiarse del dictamen de la FDA que de la farmacéutica. Se realizaron tres ensayos durante 24 semanas con dosis de 100 miligramos con unas 2.400 mujeres premenopáusicas con TDSH, con una media de edad de 36 años y al menos cinco años con el trastorno. A la mitad de la muestra se les administró unas píldoras inocuas, para controlar el efecto placebo. En los ensayos, las mujeres contaros sus encuentros sexuales satisfactorios y relataron su deseo sexual en las cuatro semanas anteriores a tomar el medicamento.

De media, La flibanserina elevó el número de encuentros sexuales satisfactorios entre 0,5 y 1 más que la cifra base (de dos o tres al mes), frente a entre el 0,3 y 0,4 de las que tomaron el placebo. En los tres ensayos, entre las tratadas con La flibanserina que dijeron haber mejorado sus citas íntimas, su deseo sexual y reducido su angustia ante el sexo hubo un incremento del 10% respecto a las tratadas con el placebo. Lo que también demostraron las pruebas es que la flibanserina no mejora el rendimiento sexual.

Para Francisca Molero, vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) y directora del Instituto de Sexología de Barcelona, la aprobación de flibanserina es una buena noticia, aunque no debe percibirse como «una panacea válida para todos los casos». «Cuanto mayor sea el abanico de recursos terapéuticos, mejor», subraya Molero, quien considera que, como ya pasó con la aparición de viagra en el mercado, «la disponibilidad de flibanserina, el hecho de que se hable del problema, hará que muchas personas se animen a acudir a un profesional en busca de ayuda».

Fuente – Leer más

Fuente – Leer más


Notice: Undefined index: cookieconsent_status in /home/formnutrid/domains/nutridermovital.com/public_html/wp-content/plugins/scp-cookies/scp-cookies.php on line 53