Tratamiento selectivo de los tatuajes con láser de ND:YAG Q-Switched (Borrar / eliminar Tatoo)

 

En la actualidad existen diferentes sistemas para eliminar-borrar Tatoo. Independientemente de la técnica que utilicemos, el resultado final dependerá de varios factores como el tipo de tatuaje, pigmentos utilizados, color del mismo y el tiempo desde su realización.

 

El Q-switched funciona sobre la base de la Fototermolisis selectiva.

El láser Nd:YAG con el sistema Q-switched es un láser excelente para el tratamiento de lesiones vasculares superficiales, tatuajes y lesiones pigmentadas benignas. Este tipo de láser también puede doblar su frecuencia, creando una longitud de onda de 532 nm que es más absorbida por la melanina y se usa para el tratamiento de lesiones pigmentadas superficiales benignas.

 

Los sistemas en modo Q-switched, consigue mayor eliminación de pigmento con el mínimo daño a la piel. Estos láseres emiten una gran intensidad de energía en un intervalo muy corto de tiempo (nanosegundos).

 

Diferentes tipos de Q-switched, entre los que encontramos:

  • Alejandrita Q-switched(755nm)
  • Rubi Q-switched(694nm)
  • KTP (532nm)
  • Neodimio: YAG Q-switched(532 – 1064nm)

Según diferentes estudios, los láseres Q-Switched de Alejandrita y Rubí se utilizan para eliminar tatuajes de color negro y azules, aunque con limitaciones en los fototipo de piel IV – V y alto riesgo de quemadura epidérmica.

Con la aparición del láser Q-Switched de Nd:YAG se amplía el número de clientes a tratar, pues además de ser muy efectivo en la eliminación de tatuajes con base, azul y negro sin las limitaciones de fototipo de piel de los anteriores, también y gracias a su particularidad de poder desdoblar su frecuencia de emisión en 532nm, puede tratar un espectro mayor de colores como rojo naranja y lila. Su otra gran ventaja es que minimiza el riesgo de quemadura epidérmica.

 

Pero ¿Que significa sistema “Q” Switched  (Q-switched)?

.- El sistema “Q” significa calidad.

.- Switched es un térmico técnico que se refiere  a la emisión de  pulsos de alta potencia y con breves tiempos de exposición producen un daño térmico mínimo sin afectar al tejido adyacente y  al factor de intercambio de calidad o selectividad de la estructura resonante óptica del láser. La amplitud del pulso del láser Nd:YAG Q-switched es de 4-10 nanosegundos.

Uno de los objetivos del tratamiento se basa en el control preciso de la energía térmica, por lo que la duración del pulso de irradiación láser es tan importante como puedan serio los factores ópticos y tisulares.

 

Los láser Nd:YAG tiene de forma estándar una longitud de onda de 1.064 nm y 532 nm:

.- La Longitud de onda de 1.064 nm es absorbida por las proteínas, siendo los tejidos más oscuros los que muestran una absorción preferencial. El láser Nd:YAG, con una longitud de onda de 1.064 nm, es muy efectivo para tratar los tatuajes de pigmentos o tinta negra-azul.

.-  La Longitud de onda de 532 nm, tiene sus aplicaciones en el tratamiento de lesiones vasculares como los hemangiomas cavernosos, capilares y mixtos, además de los angiomas planos localizados en las regiones de la cabeza y el cuello y puede utilizarse para la extirpación quirúrgica.

Clínicamente:

 

El efecto de esta radiación de alta energía se traduce por un efecto fotoacústico con choque mecánico sobre los tejidos, apreciándose una salpicadura y un chasquido, y observándose el desprendimiento de residuos epidérmicos al impactar el láser sobre la zona tratada, lo que producirá una coloración blanco – ceniza. El pigmento es eliminado por fragmentación y alteración química que lo hace incoloro. También tenemos que tener en cuenta la fagocitosis de los macrófagos (vía linfática) y la eliminación transepidérmica.

 

Laser Neodimio YAG (Nd Yag), Q-switched 

El tratamiento, combinando las distintas longitudes de onda de 1.064 y 532 nm, puede eliminar la mayoría de los pigmentos de los diferentes tatuajes, incluida la tinta verde, en lo que aventaja a los otros láseres selectivos de Rubí y Alejandrita. Además, tiene una propiedad importante al permitir el tratamiento de individuos de piel oscura, con complicaciones mínimas.

En comparación con el láser Rubí Q-switched y el láser Alejandrita Q-switched, hay una menor tendencia a las cicatrices y a la hipopigmentación. La utilización de colorantes sólidos hace que el mantenimiento sea mínimo y de poco coste.

Técnica de aplicación:

En la mayoría de los casos estos equipos con sistema Q-Switched, el rayo láser es conducido por medio de un brazo articulado. El tamaño de los spots de aplicación son variados:

.- desde 1,5 hasta 4 nm.

Los objetivos del tratamiento se basan en el control preciso de la energía térmica, por lo que la duración del pulso de irradiación láser es tan importante como puedan serio los factores ópticos y tisulares.

Una de las formas de conseguir una limitación espacial máxima del calor es emplear estos láseres de pulsos cortos con una duración inferior al tiempo de relajación térmica (Tr) del cromóforo diana.

 

La mayor parte de la eliminación de los tatuajes azules/negros con 1.064 nm se hace con un tamaño de foco de 3 mm y energías desde 5 a 8 J/cm2.

 

Con el tratamiento se produce un blanqueamiento inmediato del tejido. Con estas fluencias elevadas y con un foco pequeño, se favorece una salpicadura significativa de tejido. Por esta razón, el tratamiento se aplica a través de una cubierta semipermeable, como Vigilon, o se coloca un cilindro transparente en la punta del láser. Cuando se usan tamaños de foco mayores, 3 y 4 mm, hay menos salpicadura de tejidos.

Con la longitud de onda de 1.064 nm, obtenemos una absorción mínima por parte de la melanina, provocando menos daño epidérmico del que se constata con los láseres de Rubí o Alejandrita. Esto también conlleva una menor incidencia de hipopigmentación en comparación con otros láseres.

Habitualmente, se utiliza un tamaño de foco de 3 mm y los niveles de energía están alrededor de 6 J/cm2. La frecuencia del pulso del láser puede variar de 1 a 10 Hz.

En los tatuajes rojos, naranja y lila se tratan con la longitud de onda de 532 nm y un tamaño de foco de 2 mm; generalmente, se aplica una densidad de energía de 4-5 J/cm2 .

El paciente puede recibir nuevos tratamientos en cualquier momento, pero con intervalos de 4 a 8 semanas, requiriéndose varias sesiones para llegar a la completa eliminación del tatuaje.

Para aumentar las posibilidades de indicaciones clínicas del láser Nd:YAG Q-switched se pueden utilizar colorantes sólidos con los que se obtienen nuevas longitudes de onda, como la de 585 y 650 nm, que permitan el tratamiento de ciertas lesiones vasculares, los tatuajes de color verde, y mejorar el resultado en algunas lesiones pigmentadas con lesiones purpúricas residuales insignificantes.

Este tipo de láser Nd:YAG con colorantes ópticos sólidos forma parte de los denominados láseres sintonizables, que pueden cambiar la frecuencia de la longitud de onda con diferentes colorantes líquidos orgánicos, obteniéndose la luz óptima para las diferentes aplicaciones médicas, según la selectividad de los cromóforos cutáneos.

De todas formas, los láseres con colorantes líquidos orgánicos tienen dos inconvenientes. El primero se relaciona con la amplitud del pulso y el segundo con el coste, mantenimiento y complejidad del uso de los colorantes líquidos.