Ultrasonidos HIFU para el tratamientos de la grasa localizada

Un tratamiento reductor corporal que  ayuda a reducir la grasa localizada y a perder esos centímetros de más que tanto nos  molestan.

Un tratamiento utiliza el sistema –  la tecnología ultrasonidos HIFU. Los ultrasonidos HIFU son ultrasonidos focalizados de alta intensidad que actúan sobre la grasa produciendo un efecto termo-mecánico que destruye el tejido graso subcutáneo que después el cuerpo eliminará naturalmente, con lo que se consiguen efectos reductores desde la primera sesión.

La tecnología HIFU es una de las mejores opciones para tratar la grasa localizada en cualquier zona del cuerpo, incluso en áreas pequeñas o curvas como abdomen, cartucheras y glúteos.

Estos efectivos ultrasonidos actúan produciendo un efecto termo-mecánico que destruye el tejido graso subcutáneo sin dañar dermis, epidermis ni tejidos adyacentes. La grasa se va eliminando de forma gradual a través del organismo.

Trabajan sobre la piel liberando calor y tienen una presión controlada, de manera que las células adiposas no tienen capacidad de resisitir las vibraciones a esta temperatura y se rompen con facilidad. Después, la grasa se va eliminando poco a poco a través del organismo con lo que conseguimos reducir centímetros y celulitis.

De esta manera es posible conseguir la reducción de una talla en la primera sesión.

 

Efectos biomecanicos

Con la terapia con HIFU puede producir muerte celular por lesión directa de ADN, que de hecho es el mecanismo primario de muerte celular por hipertermia.

– Primarios: vibración mecánica.

– Secundarios: cavitación, apoptosis y transmisión no lineal del ultrasonido.

Los efectos no lineales de ultrasonido se obtienen gracias a la modificación de la onda dentro del tejido por su heterogeneidad lo que contribuye al aumento de la temperatura en la zona aplicada  (zona de impacto tratamiento). Los ultrasonidos generan calor como resultado de la agitación microscópica al atravesar los diferentes tejidos. Por lo tanto, la energía mecánica de la onda ultrasónica es absorbida como energía calorífica.

Además de este efecto pexisten otros efectos:

.- Biológicos

.- Mecánicos secundarios que participan en la necrosis coagulativa (thermocoagulación), fundamentalmente la cavitación, la apoptosis y la propagación no lineal de ultrasonido.

Definir la cavitación:

La cavitación se puede definir como la creación de gas en un campo acústico, como por ejemplo el movimiento oscilatorio de una burbuja de aire dentro de un medio líquido al exponerla a un campo acústico. Con la suficiente compresión y expansión del tejido se obtienen burbujas de aire que interactúan con el ultrasonido produciendo un flujo líquido que puede dañar superficies sólidas.

 

Efectos secundarios

Como ya hemos comentado, se trata de un procedimiento seguro, eficaz y no invasivo. Hasta el momento, las personas tratadas con HIFU han sufrido muy pocos efectos secundarios.

.- Se puede producir cierta molestia o dolor durante 3 ó 4 días posteriores a la aplicación.
.- También puede causar irritación en la piel en función de la zona a tratar, pero es suave y por poco tiempo.

.- Es poco probable (raro) que el dolor sea permanente o grave.

https://www.formaciononlinenutridermo.com/curso/libro-hifu-manual-ultrasonidos-focusados-de-alta-intensidad-facial-corporal-tapa-blanda-9-marzo-2019/

¿Cuales son las limitaciones de la aplicación del HIFU?

Las limitaciones de HIFU están dadas por la propia naturaleza del ultrasonido en combinación con los medios por donde se propaga:

.- Teniendo en cuenta que el ultrasonido rebota al toparse con gas, no es posible tratar órganos que contengan gas de forma natural.

.- Las extructuras hoseas (huesos) producen una elevada atenuación al ultrasonido.


Notice: Undefined index: cookieconsent_status in /home/formnutrid/domains/nutridermovital.com/public_html/wp-content/plugins/scp-cookies/scp-cookies.php on line 53