4 Consejos  Beauty NDV Para un refrescante verano

ALIMENTACIÓN SANA, COLORIDA Y VARIADA

En estos meses, debes moderar el consumo de carnes y priorizar el de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Esta última es una de las más importantes para el cuidado de la piel, y está presente en aceites, frutos secos, pescados y en verduras como el brócoli, la espinaca, los espárragos, el tomate o la zanahoria.  No te olvides de beber mucha agua.

LAS DUCHAS DE AGUA FRÍA  PARA QUEMAR GRASA


Ahora que llega las caniculas del verano …..

Un estudio de la Universidad de Virginia confirma los beneficios de las duchas de agua fría durante todo el año. Entre ellos, activar el sistema nervioso, mejorar la concentración y tonificar la piel. Mientras que el agua caliente reseca, la fría logra que la piel se vuelva más resistente.

“Las duchas frías y otros tipos de terapia con agua fría o hielo pueden estimular la capacidad del cuerpo para quemar grasa”

Diferentes estudios afirman que al exponerse a temperaturas glaciales,  estimula la quema de grasa. Puede aumentar tu potencial para quemar grasa hasta un 300% simplemente con añadir la terapia de hielo a tu ritmo cotidiano.

En que consiste  esta refrescante tecnica

Esta se basa en la premisa de que al enfriar el cuerpo, esencialmente lo fuerza a quemar muchas más calorías al activar su grasa marrón.

La mayoría de los estudios acerca de la inmersión en agua fría reportan beneficios con efectos secundarios mínimos o nulos, así que si estás dispuesta a pasar alrededor de 20 minutos en agua fría, esta podría ser otra herramienta simple y económica para mejorar tu salud y longevidad.

Por supuesto, se recomienda utilizar el sentido común. Cuando te sumerges en agua fría, tu cuerpo recibe un choque hasta cierto grado, así que debes asegurarte de que el agua no esté demasiado fría y que no te quedarás en ella durante mucho tiempo” para no generar hipotermia.


ALIMENTACIÓN SANA, COLORIDA Y VARIADA

En estos meses, debes moderar el consumo de carnes y priorizar el de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Esta última es una de las más importantes para el cuidado de la piel, y está presente en aceites, frutos secos, pescados y en verduras como el brócoli, la espinaca, los espárragos, el tomate o la zanahoria. ,Y, por supuesto, también no te olvides de beber mucha agua. En su lugar, también puedes optar por zumos y batidos refrescantes.

PROTECCIÓN SOLAR

No nos cansamos de decirlo, el sol nos da un bonito tono bronceado pero es a la vez uno de los mayores enemigos para nuestra piel. si quieres proteger tu piel y evitar disgustos, ¡protégela! , elige un producto que se adapte a tus necesidades y renúevalo cada dos horas para que no pierda su efecto.