Mascarillas nocturnas, la nueva tendencia beauty de las mujeres de ciudad

Si tu vida es ir corriendo deun sitio para otro ahora  puedes cuidar el cutis sin invertir más tiempo que las horas de sueño.

Cualquier práctica de belleza que permita ahorrar tiempo es enormemente atractiva, sobre todo para aquellas personas que viven en las grandes ciudades y su jornada multitarea les ocupa el día entero entre trayectos, horario laboral, y responsabilidades sociales y familiares.

Este es uno de los motivos que han convertido el uso de las mascarillas nocturnas en la nueva tendencia beauty del verano. Consisten en productos más ligeros que las cremas de noche, no hace falta combinarlos con ningún otro cosmético tras la limpieza y se dejan actuar hasta la mañana siguiente, cuando habría que proceder a un exhaustivo aclarado.

“Agunas mujeres son alérgicas a los ingredientes básicos que formulan las cremas de noche, por lo que estas mascarillas son una buena alternativa”, asegura el dermatólogo Jaishree Sharad, quien también explica que podemos encontrar distintos tipos dependiendo del cuidado específico, por lo que habrá que decantarse por aquellas que se adapten a cada tipo de piel.

Las hay con ácido hialurónico, vitamina C, extractos de baya, cafeína, agentes blanqueadores, tetinoína y un largo etcétera. En este sentido, el especialista considera que, “aquellas que contienen ácido hialurónico puede ser utilizado por personas de cualquier edad y tipo de piel. En cambio, las mascarillas que contienen tretinoína pueden causar sequedad y sólo están indicadas para la piel grasa con tendencia acneica”.

Los expertos coinciden en que este producto de moda responde a una fórmula multitarea que va más allá de la hidratación y que mejora el estado de nuestro cutis en gran medida durante estos meses estivales de tanto exceso.

“La textura de estos cosméticos no es tan grasienta como la de las cremas de noche, por lo que no obstruyen los poros y no causan acné u otras impurezas”, concreta el doctor Sharad. Eso sí, como todo, cuenta con una pequeña desventaja con respecto a las cremas de noche, y es que estas son de mayor absorción.

En definitiva, pese a no ser un producto sustitutivo de nuestras cremas nocturnas, sí pueden ser una alternativa para las pieles más sensibles y para el verano.

Fuente – Leer Mas