Obesidad,  La pandemia no infecciosa más amenazante a la que se enfrentan los gobiernos,

La obesidad no es más que el resultado de una dieta poco saludable y un sedentarismo atroz.

Panorama escalofriante

Convertida ya en la pandemia no infecciosa más amenazante a la que se enfrentan los gobiernos, la obesidad no es más que el resultado de una dieta poco saludable y un sedentarismo atroz. Con todos estos datos sobre la mesa, si lo que más te sigue preocupando es cómo te queda el bañador, es que algo va muy mal.

Según proclama la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha doblado en todo el mundo desde 1980. En 2014, más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones eran obesos. Ese mismo año, 41 millones de niños menores de cinco años padecían este mismo problema.

La mayoría de la población mundial vive en países donde el exceso de peso se cobra más vidas que la insuficiencia ponderal (estar por debajo del peso que se considera saludable). Las consecuencias para la salud de esta auténtica locura alimenticia son terribles: enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muertes en 2012; diabetes; trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante) y algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

¿Todavía no estás lo suficientemente alarmado? Toma nota: en 2030, si la cosa no mejora, Europa se enfrentará a una epidemia de obesidad, según afirma la OMS. Esto quiere decir que dos de cada tres europes será obeso y España se encuentra entre los países donde se espera un incremento más bestial de estos problemas.

España

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un 16,6 % de la población española padecía obesidad en 2011, un índice muy por encima del 8,8 % que se registraba en 1993 y del 13,3 % de 2003. El dato es ligeramente superior a la media más actual de la OCDE, situada en un 15,5 %. Y la tendencia ha seguido preocupantemente al alza.

En 2016 se hizo público que el 39,3% de la población española de entre 25 y 64 años padece sobrepeso y un 21,6% es obesa, según una investigación -Prevalencia de obesidad general y obesidad abdominal en la población adulta española (25-64 años) 2014-2015- realizada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) sobre datos facilitados por el Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE).

Se considera sobrepeso valores de índice de masa corporal igual/superior 25 y obesidad, índice de masa corporal igual/superior 30. La obesidad abdominal se tipificó para valores de cintura >102 cm en varones y >88 cm en mujeres. El informe pone de manifiesto que la prevalencia de sobrepeso es más elevada en hombres que en mujeres. Así, entre los varones, el peso aumenta en el grupo de 25-34 años, seguido por de 35-44 años; mientras que entre las mujeres se incrementa con los años.

¿Quiere calcular su índice de masa corporal?  Divida su peso entre su altura en centímetros multiplicada por dos.

Por comunidades

Las tasas de obesidad más altas se detectan, según este informe, en el Principado de Asturias (25,7%) y en Galicia (24,9%), seguidos de Andalucía (24,4%). Por el contrario, las más bajas se observan en Islas Baleares (10,5%), Cataluña (15,5%) y País Vasco (16,8%).