Piel grasa en invierno, ¿cómo hidratarla?

Entre las mujeres con piel grasa es un error muy común descuidar su rutina de hidratación durante el invierno. El error yace en creer que por tener cierto tipo de piel y no notar sensación de sequedad, no les es necesaria hidratación en invierno, a pesar que las condiciones climatológicas de estas fechas pueden hacer que esto sea más necesario que nunca.

Aunque es probable que la piel grasa no tenga el mismo comportamiento que una piel seca o sensible durante los meses con más bajas temperaturas del año, es necesario de igual manera mantener la hidratación ya que las condiciones (lluvia, viento, frío…) pueden hacer que la piel adquiera un aspecto apagado y sin vida.

El primer paso es conseguir un gel o gel crema que hidrate pieles grasas, que tenga un efecto mate y que también sea seborreguladora. Para esto debemos conseguir las fórmulas sin aceite y no las comedogénicas para no tapar nuestros poros.

Existe una gran variedad de cremas en el mercado para cada piel, algunas contienen derivados de silicona como la ciclometicona o la dimeticona. Si también se consiguen productos que contengan ingredientes naturales reguladores del sebo, como el aceite de geranio, el propóleo o el té de montaña, mejor aún.

Para lograr una piel impermeable y una hidratación duradera, debe optarse por el extracto de semilla de manzana, pues se ha confirmado que esta incrementa la síntesis de aquaporinas, canales naturales que logran que el agua fluya dentro de la epidermis, y que esta se mantenga siempre bien hidratada.

Una piel que goce de buena hidratación significa lucir una piel joven, motivo por el que querrás mantener a raya las arrugas por más tiempo del que necesitas una dosis de agua en tu piel.

Si pasas mucho tiempo al aire libre, algunas cremas contienen factores de protección solar, pues no debe olvidarse que el sol afecta de igual forma a la piel durante el invierno. Muchas personas creen que las cremas faciales con SPF son grasas, pero la verdad es que en la actualidad se encuentra muchas marcas que tiene texturas sumamente ligeras y sin aceite que además gozan de esta protección.

El contorno de los ojos es también una de las zonas que más sufre durante el invierno, ya que su piel es muy sensible y es seguro que se necesite de una hidratación extra en comparación a la que damos al resto del rostro. Por ello, debe aplicarse una crema especial para la zona pero que no sea comedogénica, pues nos garantizará una protección total de la zona y logrará evitar la aparición de esas pequeñas bolas de grasa y quistes llamados milium, que aparecen por la aplicación excesiva de cremas en la zona, aunque estas no representan ningún peligro y pueden ser fácilmente eliminadas.

De esta manera, es importante no descuidar nuestra piel durante el invierno cuando hablamos de hidratación, incluso si tenemos piel grasa. Los meses fríos de invierno pasan factura a la piel, hidratarla es una responsabilidad y una prioridad.

 

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben