Qué hacer y qué no  durante un resfriado

 

No hay vuelta atrás. El frío ha llegado y con él vuelve un viejo amigo que nos visita entre tres y cuatro veces al año: el resfriado. Se trata de la enfermedad leve más extendida en el mundo y afecta a personas de todas las edades, sobre todo en invierno, cuando desciende la temperatura corporal interna y también la capacidad de nuestro sistema inmunitario para combatir el rinovirus que provoca el resfriado.

 

Los síntomas comienzan a aparecer de 2 a 3 días después de entrar en contacto con el virus y pueden durar hasta una semana. Los más comunes son malestar general, dolor de garganta, fiebre, congestión nasal, mocos y tos. Para ayudar a aliviarlos y dar esquinazo al resfriado lo antes posible, debes conocer esta lista de recomendaciones y prohibiciones

Recomendaciones:

  • Bebe mucho líquido para hidratarte, eliminar toxinas y conseguir además reducir la mucosidad y aliviar el dolor de garganta.
  • Cuida tu alimentación e incorpora aquellos alimentos que contienen vitaminas y minerales que pueden ayudar a tu recuperación. Éste es el caso de los cítricos, ricos en vitamina C.
  • Mantente en un ambiente cálido, y en el que no te afecte la humedad, y ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura.
  • Si tienes la nariz ligeramente taponada puedes ayudarte de productos basados en agua de mar para reducir la molestia. En cambio, si la congestión nasal es severa debes optar por un descongestivo químico en spray para así lograr un alivio inmediato y más efectivo.
  • Ante el picor de garganta, puedes optar por un remedio casero y hacer gárgaras con agua caliente mezclada con miel y limón. Ojo, nunca con leche, ya que puedes aumentar la mucosidad.
  • Haz deporte. Realizar media hora de ejercicio moderado a diario puede ayudar a una mejor respuesta de nuestro sistema inmunitario. Eso sí, sólo debemos hacerlo si nuestro síntomas son leves, más propios del resfriado que de la gripe.

Prohibiciones:

  • Bebidas frías. Para ello puedes optar por tomar tus bebidas habituales sin hielo, al menos hasta tu recuperación.
  • El tabaco. No fumes e intenta evitar los ambientes con humo. Si no renuncias al tabaco durante tu resfriado conseguirás irritar todavía más la garganta y aumentar la mucosa.
  • Alcohol. Si estás tomando algún medicamento has de saber que las bebidas alcohólicas pueden interferir en el resultado.
  • La automedicación. Al no ser síntomas graves muchos pacientes optan por automedicarse en vez de acudir al farmacéutico a tu médico habitual.
  • No tomes antibióticos. Bajo ningún concepto debes tomarlos para el resfriado, ya que está causado por un virus, no por bacterias. Además de ser inútiles para esta afección, pueden causar un debilitamiento del sistema inmune.

Fuente – Leer Mas