RF Encélado (Capacitiva + Resistiva)

La corriente de Radiofrecuencia (RF) es una corriente alterna de entre 0.3 y 100 MHz de frecuencia. Sus efectos se manifiestan a partir de la generación de un campo eléctrico que produce calor a su paso por los tejidos del organismo, principalmente a nivel superficial. El calor producido depende de las propiedades eléctricas del tejido.

Las modalidades de Radiofrecuencia utilizadas en la actualidad son la Capacitiva y la Resistiva.

  1. La RF Capacitiva Sistema bipolar sin electrodo de retorno: ambos electrodos en un mismo cabezal, manipulo o mango.
  2. La RF Resistiva, al aplicarse mediante electrodos “no aislados” se considera al cuerpo como si fuera una resistencia y se hace circular en él una corriente eléctrica de alta frecuencia, lográndose un mayor incremento de la temperatura y una mayor profundidad de acción.

 

Ambos métodos consisten en el desplazamiento manual de un cabezal o electrodo móvil sobre una zona corporal previamente cubierta por gel conductor-deslizante.

En la RF resistiva el aplicador circular hace que la temperatura generada sea más homogénea sobre la zona tratada.

FACTORES QUE CONDICIONAN LA TEMPERATURA

  • Potencia del equipo.
  • Modalidad empleada.
  • Velocidad del movimiento del cabezal o electrodo activo.
  • Impedancia de los tejidos.
  • Tiempo de aplicación.
  • Distancia entre los electrodos activo y dispersivo.

 

RF Encelado:

  • Potencia pieza de mano: 25 W Resistiva / 50 W Capacitiva
  • Frecuencia: 450 kHz
  • Emisión: Continua/Pulsada

 

TÉCNICA DE APLICACIÓN

Para la aplicación de la RF en sus modalidades capacitiva y resistiva en una zona determinada se pueden determinar líneas de trabajo, abordándose cada línea durante  3 a 4 minutos, o bien se determinan zonas más amplias, a los fines de poder trabajar con mayor comodidad.

TIEMPO DE APLICACIÓN

El tiempo de una sesión estándar, ya sea facial o corporal, dependerá en todos los casos de la extensión de la zona a tratar y del objetivo terapéutico, oscilando entre 30 y 45 minutos.

A pesar de ser muy difícil establecer un protocolo universal.  Vamos a establecer algunos parámetros básicos:

  • Tiempo aproximado de la sesión: 30 – 45 minutos.
  • Resultado al finalizar la sesión: mejora de textura y tensión de la piel.
  • Espacio de tiempo entre tratamientos (aplicaciones – sesiones): 9 a 21 días.
  • Cantidad de sesiones: 7 a 9
  • Los Resultados se obtienen: a partir de la tercera/cuarta sesión.
  • Apoyo y sinergia de la aplicación en el domicilio: cosméticos de acción regeneradora e hidratante (aloe vero, rosa mosqueta, tepezcohuite, …, otros).

 

PRECAUCIONES DURANTE LA APLICACIÓN

Durante la aplicación de la RF en sus modalidades capacitiva y resistiva debe prestarse especial atención al incremento térmico excesivo, situación que podría derivar en la aparición de efectos indeseados. La medición de la temperatura se realiza varias veces durante la sesión mediante un termómetro infrarrojo.

PRINCIPIOS BIOFISICOS

Introducción:

El organismo responde ante situaciones de estrés mediante la síntesis o estimulo de una serie de proteínas. Al aplicar la RF Tanto en sus modalidades capacitiva como resistiva se genera calor (aumento térmico) lo que provoca la reacción del organismo por medio de las llamadas proteínas de choque térmico (HSP). Muchas de estas proteínas sólo se sintetizan en condiciones de estrés, otras en cambio son componentes celulares habituales y el estrés aumenta su producción.

Diferentes estudios y trabajos permiten considerar que el aumento de temperatura provocado por la aplicación de Radiofrecuencia Capacitiva o Resistiva produce un estímulo de la formación de HSP-47, que es una proteína que protege al pro colágeno tipo I durante su síntesis y secreción. Lo que en definitiva, el aumento de temperatura en la zona de trabajo aplicación aumenta la síntesis de HSP 47.

A este fenómeno inducido por el calor sobre la proteína de la triple hélice se lo denomina “contracción del colágeno” y solo se produce cuando la energía térmica a nivel dérmico alcanza valores de entre 55 y 62 º C (temperatura epidérmica de 38,5 – 42 º C).

 

Curso de Radiofrecuencia