Camisetas Vs Fotoprotectores… ¿qué es lo más eficaz para protegernos del sol?


Según un estudio de King’s College London llevamos 60 años aplicandonos la crema solar incorrectamente.

 

¿Cual es la cantidad aproximada de crema que se debe de usar?

Lo mas habitual  es aplicarse unos cinco gramos, lo que supone seis veces menos de lo que nos tendríamos que dar

Así que dependiendo del volumen de cada persona, la cantidad de aplicación ideal de protector solares es de 30 gramos para todo el cuerpo (en cada aplicación) aproximadamente.

Ejemplo:  para que sea efectivo un 50 + debería de utilizar 30 gramos para todo el cuerpo, lo que quiere decir es que si un bote tiene 250 gramos te da para 10 aplicaciones.

 

 

La famosa camiseta blanca no protege.

Una camiseta blanca supone solo ser un filtro 12, y además lo peor que puede pasar es meterse en el agua es peor porque se queda en un filtro 4, con lo cual no cubre nada,   “es muy recomendable las camisetas con filtros, no de algodón normal”, estos tejidos NO pierden la eficacia de protección solar: al lavarlos “Siempre y cuando sean tejidos homologados, al igual que le sucede a las gafas de sol que tienen una ISO, este tipo de tejidos llevan una normativa. ” Cuidado NO te vendan gato por liebre (copias)”.

En definitiva, Nuestros expertos (Grupo NutriDermoVital) recomiendan:

 

La combinación PERFECTA durante el verano para NIÑOS y adultos con PIELES SENSIBLES sería el uso COMBINADO de camiseta con fotoprotección y Productos (cremas) fotoprotectoras.

Nos aseguran varios expertos basándose en su experiencia y en la investigación New Advances in Protection Against Solar Ultraviolet Radiation in Textiles for SummerClothing (Nuevos avances en los textiles de la ropa de verano para la protección contra la radiación ultravioleta), publicado por la Sociedad Estadounidense de Fotobiología (ASP, por sus siglas en inglés) :

“Hemos llegado a un absurdo. Nos desnudamos para luego protegernos del sol con cremas, Cubrirnos con ropa tiene muchas ventajas: ahorramos crema solar y evitamos descuidar ciertas partes”

Hay que tener en cuenta la Porosidad de la prenda –  tejido:

“No es lo mismo un pantalón vaquero (jean) de hilo grueso que un vestidito de verano”

“El nivel de protección que ofrece una prenda frente al sol depende de tres factores: el entramado del tejido, el grosor del hilo y el tinte”

Teniendo esto en cuenta y como ejemplo:

El entramado menos tupido es el de las camisas de lino, ya que es en forma de colador. Por lo tanto, pueden proteger apenas como una crema de factor 10″

Como ya hemos comentando arriba, las camisetas de algodón, por su parte, pueden llegar a resguardar de los rayos ultravioleta como una crema de factor 40  dependiendo de lo compacto de su entramado.

Con los polos, podemos alcanzar el equivalente a una crema con un filtro de 200 (dependiendo de su entrapado).

Prendas con la protección solar incorporada:

Generalmente diseñadas por marcas deportivas. Los tejidos de estas prendas suelen tener aditivos cerámicos o minerales, como el óxido de titanio, que hacen que reflejen la luz. fue Australia, junto con Nueva Zelanda, el primer país en publicar una normativa relacionada el factor de protección ultravioleta de la ropa.

https://www.formaciononlinenutridermo.com/cursos/