Diferencias entre peeling ultrasónico y químico

 

La más evidente es que el peeling químico utiliza una serie de ácidos abrasivos como es el ácido glicólico, mandélico, kójico, y también ácido salicílico. Es posible usar moléculas que debido a sus principios activos tienen un efecto fuerte sobre los tejidos celulares. Queman, abrasan la piel, producen descamación provocando su regeneración.

Con el peeling ultrasónico no es necesario utilizar ácidos AHA o BHA. Aunque pueden añadirse para potenciar sus efectos y es muy común hacerlo. En caso de utilizarlos es recomendable que sea un dermatólogo, cosmetólogo o similar quien nos lo realice. Esta técnica, al ser mucho más fuerte podría tener algunos efectos secundarios así que es importante conocer bien la utilización de los productos y sustancias abrasivas, los tiempos y la forma de actuar en cada tipo de piel.

El otro punto es que los peelings químicos tradicionales no usan ningún tipo de aparato pero el peeling ultrasónico de última generación sí lo hace. Es parte es la esencia de su funcionamiento. Aprovechar los avances tecnológicos en favor de la salud de la piel. Modificar las ondas de sonido a diferentes frecuencias para irrumpir en la membrana celular.

En cuanto a las diferencia con el peeling vegetal son las mismas. A pesar de utilizar productos naturales también carecen del uso del aparato portátil.

Porcentajes – Concentraciones – Proporciones recomendadas para cosméticos de uso diario: 

✘ En el caso de los AHA´s al 10% es el porcentaje indicado en un cosmético de uso diario, aunque se comercializa hasta un 20%.

Se debe tener en cuenta que no todas las pieles los toleran bien y lo aconsejable es empezar con bajas concentraciones de AHA´s % y ver cómo va respondiendo nuestra piel (genera tolerancia con el uso).

✘ BHA en la actualidad el porcentaje máximo permitido es el 2%. Si necesitamos mantener a raya nuestro acné entre 1 y 2%. Porcentajes más bajos si sólo buscamos mantener limpios nuestros poros una concentración % más baja será suficiente.