¿Eres un Genio?

 

Según un test realizado a través de Internet en el año 2008, la mayoría de la gente veía girar a la bailarina en sentido horario. Este fenómeno viral sigue teniendo, 13 años después, mucho interés.

 

Dependiendo de si ves a la mujer dando vueltas en una u otra dirección, serás más propenso a utilizar el hemisferio izquierdo o el hemisferio derecho de tu cerebro.

 

Utilizando este viral truco presumirás en todas las páginas web de que puedes ver a la mujer dando vueltas en ambos sentidos y de que, según la hipótesis más difundida, eres un auténtico genio.

 

 

Lo cierto es que las razones por las que vemos la rotación de la bailarina en una u otra dirección van mucho más allá de qué lado del cerebro estamos empleando.

Para quienes quieran manejar la ilusión sin estos trucos, os echamos una mano para apreciar el giro de la bailarina en ambos sentidos:

 

Cubre con la mano toda la figura excepto el pie que está en contacto con el suelo; concéntrate y mira a la sombra que está en la parte inferior y piensa ahora que te estás moviendo mentalmente de arriba abajo; si crees que estás mirando la figura desde abajo, deberías ver a la bailarina como si se moviera en sentido anti-horario; ocurre lo contrario si consideras que la contemplas desde una posición superior.

 

El motivo real que explica por qué vemos la figura girando en un sentido o en otro no tiene nada que ver con el hemisferio que utilizamos. En nuestro cerebro no existe un único sistema de percepción, sino dos. Durante la evolución humana desarrollamos el así llamado cuerpo calloso, que une las partes que identifican el color y el lenguaje. Por otro lado están las más primitivas estructuras subcorticales, que son sensibles al movimiento y a la orientación.

La razón por la que la mayoría de la gente suele ver a la mujer girando en sentido horario tiene que ver con las susodichas estructuras subcorticales, imprescindibles para la supervivencia. Las cosas, incluyendo aquellas que podrían atacarnos, suelen ser contempladas desde arriba, y es una ventaja poder reconocer a una serpiente que se mueve entre nuestros pies en un ambiente con poca luz. Por eso, cuando se presenta una información visual ambigua, la mayoría de las personas tienden a interpretar los objetos como si los estuvieran observando desde un punto de vista elevado. ¿Que ocurre con aquellas personas que ven a la bailarina girando en sentido anti-horario? Pues que tienen, simplemente, más posibilidades de ser mordidas por el áspid.

Utilizando este viral truco presumirás en todas las páginas web de que puedes ver a la mujer dando vueltas en ambos sentidos y de que, según la hipótesis más difundida, eres un auténtico genio.