Selenito sódico un suplemento nutricional contra el ‘botellón’

El daño en el ADN provocado por el alcohol “binge drinking” o botellón se podrá reparar

Un equipo del Departamento de Fisiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla (US), junto con el investigador Javier Díaz Castro, de la Universidad de Granada, ha patentado a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas una invención relacionada con el uso del selenio (Se) en forma de selenito sódico como antioxidante para reparar el daño que produce en el ADN un consumo agudo de alcohol en un pequeño periodo de tiempo.

El público objeto de la invención serían los adolescentes, habituales consumidores del llamado ‘binge drinking’ (BD) o ‘botellón’, práctica durante la cual se consumen de cuatro a seis bebidas alcohólicas en un periodo de aproximadamente dos horas.

Una alternativa terapéutica frente al daño oxidativo que provoca el consumo de alcohol tipo ‘binge drinking’ sobre las biomoléculas (lípidos, proteínas y ADN) y, principalmente, “el uso del selenio previene y repara el daño oxidativo en el ADN, evitando la rotura de la doble hélice que provoca este tipo de consumo de alcohol, mucho más acusado en jóvenes”.

El daño oxidativo que se produce en las moléculas por un consumo de alcohol tipo BD provoca inestabilidad en el ADN que puede derivar en problemas cardiovasculares, relacionados con el sistema nervioso central o incluso cáncer. El selenio es un micronutriente esencial que está presente en multitud de alimentos que consumimos habitualmente. En estudios anteriores se ha demostrado su capacidad antioxidante, ya que es capaz de modular el estrés oxidativo que se produce en las células.

Cuando en la investigación se le ha suministrado a ratas alcohol de forma compulsiva se ha comprobado el aumento de la inestabilidad en su ADN y la deficiencia de selenio y suministrándoles selenito sódico simultáneamente a un consumo agudo de alcohol, se ha comprobado que aumentaba de igual forma la estabilidad del ADN y se evitaba la rotura de la doble hélice provocada por esta ingesta masiva y por ello, se ha visto restablecido el daño celular.

https://youtu.be/z6_ohRmuuCw

El estudio se ha realizado utilizando modelos de ratas a las que se le suministró simultáneamente alcohol tipo BD y a la vez un suplemento de Se en forma de selenito sódico, y comprobaron que no se producían estos daños en la cadena de ADN. A partir de este momento es necesario realizar una serie de pruebas en voluntarios que se hubieran sometido a este tipo de ingesta alcohólica y suplementadas con Se: tras superar las pruebas ‘in vivo’ en humanos, se podrán comenzar las gestiones para la posible comercialización del suplemento alimenticio o fármaco.

Esta investigación gira en torno a bebedores con una tasa de alcohol en sangre no inferior a 0.8 g/L alternado con días de abstinencia cuyos daños y alteraciones del sistema nervioso central además de las enfermedades cardiovasculares son importantes.